Cuento de Navidad de Charles Dickens

Ebenezer Scrogge es un anciano avaro y ruin que no celebra la Navidad porque en su corazón no queda ni un ápice de amor. Pero una noche, al volver a casa tras un largo día de trabajo, el fantasma de su socio, Jacob Marley, muerto tiempo atrás, se le aparece para anunciarle que todavía está a tiempo de cambiar antes de que la eternidad lo condene a llevar pesadas cadenas por su malvado comportamiento. Pese a que Scrogge no le hace caso, Marley le anuncia la visita de tres fantasmas para esa misma noche.

Este clásico de Charles Dickens es ya una presencia constante en nuestras casas siempre que llega diciembre y las fechas navideñas. Esta novela corta, alegórica y con moraleja, está inspirada en la vida miserable de los obreros ingleses en plena revolución industrial de mediados del siglo XIX. Dickens siempre luchó por una mayor protección de la infancia de aquel tiempo, que solía vivir en condiciones infrahumanas, avocados a la mendicidad o a la explotación fabril o incluso a la prostitución.

Lector, seguramente ya conoces esta obra de Dickens pero, de vez en cuando, aporta mucho más aventurarse a abrir la novela original y prescindir de adaptaciones cinematográficas. Para imbuirse del espíritu navideño y reflexionar sobre las condiciones de vida actuales.

Compartir este contenido:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Esta entrada fue publicada en Blog. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Cuento de Navidad de Charles Dickens

  1. Oscar dijo:

    A pesar del tiempo que ha transcurrido desde que Dickens lo escribió y aparte de todos los remakes, revisiones y demás, es un libro muy navideño y atemporal. Lo mejor, aparte del propio libro, la adaptacion que hicieron los teleñecos hace ya también unos cuantos años…

  2. Marc dijo:

    Siempre he leido trozos en clases de ingles pero no he llegado a leerlo entero. Queda pendiente hacerlo y sera uno de los siguientes.

  3. Monica dijo:

    Me encanta la versión cinematográfica de los teleñecos con Michael Caine. Es la mejor y más divertida versión del clásico, además Dickens la pensó como una breve obra de teatro para los niños así que estoy segura de que le habría encantado "Los Teleñecos en cuento de Navidad", seguro!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.