Dale vida a tu cerebro, de Raquel Marín

El cerebro es uno de los órganos más grasos de nuestro organismo, consume el 20% de la energía metabólica que genera nuestro cuerpo y, excepto por nuestra impronta genética y el contexto medioambiental, solo depende de nosotros mantenerlo en buena forma a lo largo de nuestra vida. Para tener un cerebro activo y joven es primordial la alimentación; ya lo dice la sabiduría popular “somos lo que comemos”. Nuestro cerebro se alimenta principalmente de glucosa, un azúcar abundante en las frutas y las verduras, pero como no es buen productor de su propia grasa, y la necesita sin condiciones, hay muchos otros alimentos que deberemos tener en cuenta. El buen funcionamiento de nuestras neuronas puede optimizarse y mantenerse a lo largo de los años si entendemos qué nutrientes necesitamos para potenciar según qué áreas (memoria, depresión, euforia, reflejos, rapidez, etc.).

Cuando la alimentación del cerebro es mala, la medicina no funciona. Cuando la alimentación del cerebro es buena, la medicina no es necesaria.
Basado en un proverbio ayurveda de medicina tradicional hindú.

Roca Editorial
ISBN: 9788417092023
Colección: No ficción
Páginas: 232
Fecha de publicación: marzo de 2018

Me gusta mucho esta línea de divulgación, de debate y de pensamiento contemporáneo que tiene Roca Editorial, como Juego de tronos y la filosofía, El poder del bosque o este título de Raquel Marín, Dale vida a tu cerebro. Raquel Marín es neurocientífica, doctorada en Biomedicina, y catedrática de Fisiología en la Universidad de La Laguna (Tenerife)

Esta neurocientífica nos explica, de manera amena y bien inteligible, cómo podemos cuidar mejor de nuestros cerebros entendiendo que la alimentación influye en gran medida sobre estos órganos. Crecimiento cerebral, envejecimiento de las neuronas, qué pasa cuando bostezamos o bebemos alcohol, cómo cambia nuestro cerebro en cada etapa de la vida (infancia, adolescencia, embarazo, maternidad, menopausia, etc.) y muchas otras curiosidades que no sabíamos sobre lo que pasa dentro de nuestro cráneo es sobre lo que nos ilustra Raquel Marín con agilidad y buenas recomendaciones.

Me ha gustado especialmente que este no fuese un libro de listas de alimentos buenos y malos para el cerebro con una indicación al lado sobre su influencia sobre nuestras neuronas. La gracia es que la autora nos da excelentes indicaciones para conocer un poquito más a nuestro órgano pensante y comprender que muchos estados anímicos y/o torpezas neuronales pueden corregirse con información y entendimiento de qué puede ayudarnos. Además, está escrito desde la perspectiva de un médico que sabe que cualquier tratamiento necesita hábitos de vida saludables. Lo recomiendo para todos aquellos lectores que tengan curiosidad, no solo por cómo la alimentación influye en nuestra salud mental, sino también para todos aquellos que tengan inquietud científica sobre el órgano más fascinante de nuestro cuerpo.

Lector, la divulgación no tiene por qué ser un rollazo.

También te gustará: Haz algo diferente

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en los siguientes enlaces:
Dale vida a tu cerebro (en papel)
Dale vida a tu cerebro (para Kindle)

Compartir este contenido:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Esta entrada fue publicada en Blog. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Dale vida a tu cerebro, de Raquel Marín

  1. Carla dijo:

    A mi los libros de divulgación me tienen que llamar mucho, si no no me animo con ellos, y este no es un tema que me llame demasiado
    Besos

    • Monica dijo:

      Me asomé por curiosidad, sobre todo porque quería saber si estaba comiendo bien en relación a mi cerebro. Es que a veces me obsesiono mucho con eso de las frutas y las verduras y a veces no son lo único beneficioso. Me anoté varios consejos y alimentos para darle caña a las células grises, sobre todo en esos días que me duermo sobre el teclado 😉 Besos.

  2. Reconozco que no soy muy de este tipo de libros. Realmente no me importa leerlos, pero no es un tipo de lectura que busque intencionadamente. De todos modos lo dejo ahí apuntado por si acaso me diese el puntazo en algún momento.

    ¡Besote!

    (me has dejado patidifusa con una frase de la newsletter. ¡Necesito información! jajaja).

    • Monica dijo:

      Yo tampoco soy de este tipo de libros, me pasa como a ti. Casi la única no ficción que leo son ensayos relacionados con la Historia o con algún escritor. Pero tropecé con este título, empecé a hojearlo y al final me lo leí entero. Cerebro tenemos todos y a veces nos sentimos torpes o adormilados, en estas páginas te das cuenta que no solo de manzanas viven nuestra células grises 😉 Besotes.
      P.D.: Información confidencial, solo en privado XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.