Dune, de Frank Herbert

El emperador ha entregado la concesión de la explotación del planeta Dune al duque Leto, de la Casa de los Atreides. Pese a los casquetes polares y a las rocas volcánicas, Dune, también llamado Arrakis, es un desierto cuyas duras condiciones apenas lo hacen habitable, pero también es fuente de una enorme riqueza pues de ese mismo desierto se extrae la especia, una carísima droga utilizada en todo el imperio. Leto y su dama Jessica,  una respetada Bene Gesserit, saben perfectamente que se trata de un regalo envenenado: el barón Harkonnen, anterior gerente del planeta, no está dispuesto a soltar con tanta facilidad una fuente de riqueza tan rentable y el propio emperador ve con desconfianza la lealtad y el cariño que los soldados sienten por el duque Leto Atreides. Arrastrados por las circunstancias y preocupados por una inminente traición, Leto, Jessica y Paul, el hijo de ambos y heredero de la casa Atreides, se trasladan a Dune con sus consejeros Hawat, Halleck, Duncan y Yueh. El noble duque, inteligente y buen estratega, sabe que necesita ganarse la lealtad de los fremen, los habitantes del desierto que tanto tiempo han soportado el régimen genocida y esclavizador de los Harkonnen. Pero antes siquiera de que puedan establecer lazos de confianza, los acontecimientos se precipitan en una vorágine de muerte y destrucción en la que supervivencia de la Casa Atreides se verá en serio peligro.

«Arrakis es un planeta de un solo cultivo. Un solo cultivo. Esto mantiene a una clase dominante, que vive como siempre han vivido las clases dominantes, aplastando bajo ellas a una multitud de pseudohumanos semiesclavos que sobreviven gracias a sus sobras. Tenemos que centrarnos en esas multitudes y en esas sobras. Tienen mucho más valor del que nunca se ha sospechado.«

Hace algunos años, El Ingeniero me convenció para ver la película Dune de David Lynch y me pareció soporífera. Por eso, cuando mi amigo David (Cabaltc) me dijo que había vuelto a leer el clásico de Frank Herbert, un tochazo de casi 800 páginas, y que se lo había pasado en grande, confieso que no me motivó en absoluto: no soy lectora habitual de ciencia ficción y todavía recordaba la peli peñazo. Pero un par de semanas después, Marisa, con quien comparto un gusto muy similar de lecturas, me dijo «Estoy leyendo Dune y no puedo dejar de pensar en ti. Léelo conmigo, que te va a encantar». Supongo que fue porque estaba todavía en shock —¿Marisa fangirleando con una novela de ciencia ficción?— y porque tenía en casa la preciosa edición aniversario ilustrada que Nova sacó en noviembre del año pasado (Santa se la había traído al Ingeniero) las dos únicas razones por las que le hice caso a mi amiga abrí Dune. Y creo que todavía no le he dado las gracias lo suficiente: Marisa, mil gracias por convencerme, me ha encantado este clásico de la ciencia ficción.

Frank Herbert (Estados Unidos, 1920-1986) publicó Dune por primera vez en 1965, una novela de fondo ecologista que tuvo cinco secuelas y la espantosa adaptación cinematográfica de David Lynch, que no se merecía y que esperemos pase para siempre al olvido tras la nueva adaptación del director Denis Villeneuve que se estrenará a finales de este año en curso. Dune es un clásico de la ciencia ficción que se disfruta por el carisma de sus personajes, la sofisticación de su trama política, un suspense muy bien conseguido, una construcción de culturas y mundos fascinante y un mensaje ecologista planetario que resulta perfectamente aplicable al desvarío de nuestro siglo.

«Hasta ahora, los hombres y sus obras han sido un azote para las superficies de los planetas. La naturaleza tiende a compensar las plagas, a rechazarlas o absorberlas para incorporarlas al sistemas según sus propias características.«

La prosa de Herbert es rica, elegante y versátil, sus descripciones son brillantes y concisas, y su ritmo narrativo alterna con mucho acierto las escenas de acción y suspense con el pensamiento más íntimo de sus personajes. El resultado es una novela apasionante que mantiene al lector pendiente en todo momento del destino de cada uno de sus personajes y del futuro del mismísimo planeta. La cultura de los fremen, siempre alrededor del bien escaso más preciado —el agua—, es un ejemplo exquisito de cómo dar credibilidad literaria a una comunidad ficticia; y la organización política de Casas, Imperio, explotación comercial, y contrabandistas es un compendio inspirado en la estructura política de las tribus árabes medievales, pero también una muestra perfecta del ingenio de Frank Herbert y de su talento literario. Un clásico de la literatura universal, sin duda.

Lector, abandona todo prejuicio y siente el hechizo imperecedero de Arrakis.

También te gustará: Elantris; Arcadia; El juego de Ender; Spin

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
Compartir este contenido:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Dune, de Frank Herbert

  1. Marisa dijo:

    Gracias a ti por acompañarme en esta locura tan lejos de nuestra zona de confort jajajaja
    Ha sido un viaje maravilloso!!
    Bs

  2. Nitocris dijo:

    Hola guapa, es un libro que tengo pendiente. He leido muy poca Cifi, empecé con una de Asimov que no me gustó mucho, pero quiero darle la oportunidad a otros autores. Y Dune siempre lo tengo en mente y al final nunca me pongo con él. Me alegra mucho de que te haya gustado.
    Un besazo

    • Monica dijo:

      Yo siempre voy diciendo por ahí que no me gusta la ciencia ficción y que no leo casi nada de este género, pero luego reconozco que lo poquito que leo me encanta. Me parece que «Dune» te va a gustar muchísimo, ya verás. Besos.

  3. Hola, Mónica:
    Este es uno de mis libros preferidos y me leí toda la saga. Además confieso que la adaptación de Lynch sí me gusta, no es perfecta y creo que su falta de metraje es su gran fallo, pero me gusta. A ver qué tal esta nueva versión.
    Me alegra que haya sido una lectura que disfutaras :-)
    «El miedo mata la mente. El miedo es la pequeña muerte …» ;-)
    Beso grande.

    • Monica dijo:

      Es cierto que la película de Lynch está considerada un clásico, al igual que esta novela, pero no pude con ella y eso me condicionó para que le cogiera manía al pobre Frank Herbert, ¿te lo puedes creer? Malditos prejucios!! Oye, pues ahora a ver qué tal lo hacen con la peli nueva, ¿verdad? Creo que se estrenará en noviembre.
      Qué grande el entrenamiento Bene Gesserit ;-) Besotes.

  4. Norah Bennett dijo:

    ¿Por qué esa peli le gusta tanto a los tíos? Mi hermano se compró los cinco libros porque le fascina la peli y yo nunca la he podido ver entera y por eso ni se me ocurre leer el libro. Y ahora vienes tú con estas, a hacerme cambiar de opinión. Para ser sincera te diré que la primera parte de la reseña la he tenido que leer a mitad de velocidad porque me pierdo. De ciencia ficción sólo leo cosas muy puntuales y suele gustarme pero tienen que ser súper top. Me has hecho dudar, igual pido préstamo librero.
    Besos

    • Monica dijo:

      Le decía a Nitocris que me pasa igual que a vosotras, que la peli me pareció un rollo y que siempre voy diciendo que no me gusta la ciencia ficción, pero luego cuando leo alguna novela de este género siempre acabo disfrutando mucho; seguramente porque solo me atrevo con los clásicos, jajajaja. Esta edición revisada de 2019 es una maravilla, mira a ver si la puedes encontrar y, si no es esta, que sea una buena traducción. Besotes.

  5. Margari dijo:

    Pues no soy tampoco de ciencia ficción, pero viendo que te ha convencido y que a Marisa también, me lo voy a tener que plantear.
    Besotes!!!

    • Monica dijo:

      Margari, es que los clásicos son los clásicos: por ellos no pasa el tiempo porque versan sobre las emociones humanas (y da igual que estén en el espacio o en Dune). Tú fíate de nosotras, que no somos nada de este género ;-)) Besos.

  6. Carla dijo:

    He de reconocer que hace tiempo que le tengo el ojo echado a esta novela, desde antes de que se publicara esta edición preciosa. No he visto la película así que supongo que mejor para mí. Sin embargo no lo he leído todavía porque me cohíbe. Tu reseña me anima a hacerme con él, así que sumado al hecho del próximo estreno de la nueva película terminaré leyéndolo pronto, o eso espero
    Besos

    • Monica dijo:

      Si te animas, te recomiendo mucho esta edición de 2019 porque ha sido muy bien revisada, la traducción es una maravilla y las ilustraciones también. Además la letra es muy cómoda de leer y el papel muy agradable, de verdad que vas avanzando rápido y casi ni te das cuenta de que son casi 800 páginas (bueno, sí, porque el tocho pesa lo suyo, pero solo por eso). Cada capítulo es interesante, la acción y el ritmo son rápidos, es una lectura que vuela, ya verás. Y dejo de vendértelo que parece que me den comisión y no XD
      Besos.

  7. David Olier dijo:

    Siempre digo que Dune es uno de esos libros que sirven bien para introducirse en el mundo de la ciencia ficción sin darse un tortazo (como el que te llevarías si cogieras algún tomo de la Fundación de Asimov). Su prosa, su estructura, su capacidad para transportarte rápidamente a un mundo imaginario…

    Me alegra mucho que por fin le dieras una oportunidad, y me alegro más del hecho de que lo hayas disfrutado tanto. Quién sabe si me voy a atrever a recomendarte alguna otra novela del lado oscuro…

    Un besote

    • Monica dijo:

      Ay, siento mucho no haberte hecho caso y mira que me lo dijiste. Tendríamos que haber hecho lectura conjunta XD Pero es que ya me conoces, que no soy nada de ciencia ficción… aunque luego, todo lo que leo del género me gusta. Será porque estoy bien aconsejada. Gracias por todo!! Besos.

  8. Paseando entre páginas dijo:

    ¡Hola!
    Menos mal que tienes la edición aniversario, yo lo leí con la anterior y menudo desastre, estaba lleno de errores ortotipográficos (por si tienes curiosidad, hice una entrada solo de eso https://paseandoentrepaginas.blogspot.com/2018/09/corrigiendo-dune-o-todo-lo-que-no-se.html).
    Pero mi problema no fue solo la edición, sino que el libro me decepcionó muchísimo. Empezar diciendo que llamar a esto «ciencia ficción» ya es mucho decir porque de elementos tecnológicos como tal solo hay los trajes y las naves espaciales que no se detallan y tienen una importancia mínima. La trama en general me apreció previsible y aburrida, y los personajes me generaron indiferencia, a excepción de Paul, al que odié por ser demasiado perfecto y no mostrar ninguna evolución. Lo mejor, la cultura de los fremen, pero en general el worldbuilding del mundo me apreció poco desarrollado. Si quieres debatirlo, te dejo mi reseña, porque de verdad que siento curiosidad por qué a todo el mundo le gusta tanto esta novela ;) https://paseandoentrepaginas.blogspot.com/2018/09/dune-de-frank-herbert.html

    Un saludo,
    Laura.

    PD: Tengo ganas de ver qué tal la adaptación.

Responder a Anabel Samani Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.