Este es el mar, de Mariana Enriquez

Al principio no era más que Enjambre, una más entre la marea de adolescentes que chillaban, lloraban y se arañaban coreando las canciones de sus ídolos, repitiendo el nombre del cantante, gritándole lo mucho que lo amaban. Hasta que consumó su sacrificio y llamó la atención de las Luminosas. Helena ha sido escogida para ser una de ellas, una Luminosa, una musa terrible y oscura encargada de convertir en leyenda a los ídolos adolescentes como Kurt Cobain o Morrison o Hendrix. Se le ha asignado un cantante de moda, guapo y trágico, como todos, de estrella ascendente, para que lo ayude a llegar hasta la cúspide y después… después la eternidad, los bellos cadáveres de las leyendas.

«Una mañana, en la Casa, Helena salió al balcón y todo el mar había desaparecido. La niebla espesa lo ocultaba como una pared fantasma. Tuvo miedo de que la niebla se llevara el mar; tuvo miedo de que fuese algo más que niebla. Trató de tocar la niebla y su mano desapareció; trató de perforarla con la mirada y pudo ver, muy cerca, pero como si perteneciera a otro mundo, la espuma de las olas.«

Mariana Enriquez (Buenos Aires, 1973) es licenciada en Periodismo y Comunicación Social, y en la actualidad compagina su trabajo de docente universitaria con el de subdirectora de un diario cultural argentino. Este es el mar es la primera novela que leo de la autora, me la recomendó Antonio Torrubia el pasado diciembre, para contrarrestar mi feelgood habitual, cuando visité a la carrera Gigamesh en plena vorágine de compras navideñas. A Mariana Enriquez se la compara con Stephen King y Shirley Jackson, quizás porque posee esa facilidad pasmosa para crear atmósferas inquietantes en un par de frases, pero también cuenta con un estilo propio bien definido y que no deja indiferente.

No voy a contaros más sobre la historia ni los personajes de Este es el mar de lo que os avanzo en la sinopsis, porque son apenas unas 120 páginas que se disfrutan más sin ideas preconcebidas. ¿Conocéis ese dicho popular que dice que detrás de todo gran hombre hay una gran mujer? Pues Mariana Enriquez lo lleva al extremo más inquietante, lo empuja hasta el borde de la sima más oscura y vertiginosa: detrás de todo ídolo de la música hay una musa terrible, inhumana, capaz de despojar al mortal de todo para arroparlo con el manto de la inmortalidad. Brillan intensamente la prosa y el estilo personalísimo de la autora, una narración de oscura belleza y juego de (des)velos que posee el arrullo del mar de fondo. Porque al margen de cualquier personaje escalofriante o mitología aterradora (atención a las menciones clásicas), el embrujo de Este es el mar es, sin duda, la voz de su autora y lo bien que se le da teñir de inquietud cada párrafo.

Lector, una excelente puerta de entrada a la narrativa personal de Mariana Enriquez.

También te gustará: Siempre hemos vivido en el castillo; La nueva madre; Frankenstein

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
Compartir este contenido:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Esta entrada fue publicada en Blog. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Este es el mar, de Mariana Enriquez

  1. Norah Bennett dijo:

    Ya me has liado. Al principio cuando hablabas de fans iba a dar el no. Pero siempre nombras cosas que no puedo resistir como Stephen King.
    Tendré que echarle un vistazo por lo menos. La idea de las musas es peligrosa por muchas razones. Da que pensar.

    • Monica dijo:

      La comparación con Stephen King o Shirley Jackson creo que viene porque son autores con un universo propio y una prosa muy personal y reconocible, además de que me parece que los tres autores son casi cinematográficos de lo geniales que son creando atmósferas y situaciones. Este que te traigo es cortito, te lo ventilas en una tarde, y es muy buena puerta de entrada para conocer a Mariana Enriquez. Ya me cuentas. Besos.

  2. Nitocris dijo:

    Hola Mónica pues a pesar de tu buena recomendación este no me llama mucho la atención. Lo dejo pasar.
    Un besazo

    • Monica dijo:

      Es peculiar y si no te gustan los libros de suspense gótico, de ambientación gótica y/o terror psicológico, este no es tu libro. A ver, que miedo no pasas, pero angustia y mal rollito, sí. Pero la genialidad es que la autora lo consigue con sutilidad y una prosa personalísima. Besos.

  3. Sólo he leído la cita que has compartido y ya me lo llevo.
    Gracias por dármelo a conocer.

    Besos.

    • Monica dijo:

      Creo que te puede hacer tilín porque sé que tú sueles leer y disfrutar a autores con un estilo propio muy marcado y que te gustan las historias originales y distintas. Ojalá te guste, a mí me ha dejado muy buen sabor de boca y con ganas de leer más de la autora. Besos.

  4. Paula dijo:

    Mariana Enríquez es la reina argentina de la novela gótica cotidiana. Stephen King es uno de sus favoritos y eso se ve en sus cuentos y novelas, auque ella tiene voz propia y ambienta sus historias en paisajes de las afueras de Buenos Aires generalmente.
    Comenzar con sus cuentos de Las cosas que perdimos en el fuego es una buena presentación de esta escritora que inquieta tanto. Y para bien

    • Monica dijo:

      Hola, Judy ;-))) Me encanta esa definición de «novela gótica cotidiana» y coincido contigo en que Mariana tiene un estilo muy personal, por mucho que admire a Stephen King. Me anoto «Las cosas que perdimos en el fuego» porque te aseguro que esta novela corta me ha encantado. Como te decía en IG, tuvimos a Mariana en Barcelona hace unas semanas y aunque no pude ir a verla, mis compañeros me hablaron maravillas de ellas. Besotes.

Responder a Paula Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.