La Sociedad de la Libélula, de Ana González Duque

Isabel Nión, una jovencísima periodista recién licenciada, no puede creerse su suerte: ha conseguido entrar en la plantilla de La Sociedad de la Libélula, la más prestigiosa editorial de género fantástico del país. Pero cuando Melchor Malatar, su nuevo jefe y reputado editor, la insta a firmar rigurosos contratos de confidencialidad, Isabel empieza a entender que la editorial sigue procedimientos poco habituales. Sus sospechas se confirman en cuanto Malatar le enseña las máquinas JACYGC, portales que se abren a mundos imaginados por los escritores. La joven accede a conectarse, curiosa por visitar sus creaciones fantásticas y convencida por el editor de que el proceso no conlleva ningún peligro para ella. Isabel aparece en Anisóptera, un mundo frío y desalmado con una rígida sociedad de castas estamentales dominada por los arthros, y no entiende qué está pasando; ella jamás escribió sobre Anisóptera, ni sobre Nahum, el arthros con  el que comparte un único y extraño tatuaje blanco: una hermosa libélula.

—Tenéis parias en la Tierra que construyan esas máquinas?
—¿Parias?
—Sí, los viste en el lago el otro día con la piel muy blanca.
—Oh sí, bueno, algo así. A los humanos que son expertos en máquinas los llamamos ingenieros.

Nueva incursión de Ana González Duque en el género fantástico tras su debut con los dos tomos de la saga Leyendas de la Tierra Límite. Esta vez nos trae una historia de escritores que se conectan a sus propias historias para vivirlas desde dentro, una premisa muy atractiva y el punto de partida de una aventura sorprendente.

Lo que más me ha gustado de La Sociedad de la Libélula, además de su título y de la idea original de los escritores cruzando portales para sufrir en sus propias carnes las maldades que maquinan contra sus personajes (¡Muahahahaha!), son tres cosas: Anisóptera, los personajes y la fluidez con la que los cuatro hilos de la trama (temporales y geográficos) se entrelazan para sorprender al lector con algún que otro giro inesperado y buenas dosis de suspense.

Anisóptera, el mundo helado al que va a parar Isabel Nión, me ha parecido de una belleza inigualable, con ese lago y esos bosques a los pies de la fortaleza… A ver, que los que hayáis leído la novela me vais a decir que es un mundo oscuro, gélido, tenebroso, sí, vale, que sí, pero ya conocéis mis gustos a lo Diodati, así que ya sabéis lo que hay. Anisóptera me pareció hermosa y las descripciones del mundo de la autora muy precisas y elegantes.

Los personajes de La Sociedad de la Libélula no te dejan indiferente y resulta inevitable que acabes prendada de uno o de otro o de casi todos. Mis preferidos son Melchor Malatar y Nahum. El primero porque es tan sumamente misterioso que pasas casi toda la novela deseando saber más sobre su pasado, sus motivaciones, su oscuridad; te preguntas por qué actúa como lo hace y si será uno de esos malvados con causa. Y Nahum porque juega las cartas que le han tocado lo mejor que puede, porque es fuerte, honorable y perspicaz. Pese a ser una novela de fantasía el lector encuentra cierta facilidad para conectar con la humanidad de los personajes y sus circunstancias, quizás porque algo que tienen en común los protagonistas de La Sociedad de la Libélula es su condición de antihéroes: seres maltratados por la vida, seres imperfectos, inseguros, a veces frágiles y otras endurecidos por el entorno hostil, a veces dominados por los celos, la envidia, el miedo, la ira… Personajes con sus luces y sus sombras, con sus debilidades tan humanas, que se alejan del prototípico héroe de aventuras fuerte, guapo, valiente, sagaz y suertudo.

Por último, destacar la buena solvencia de la trama, el suspense, y el acierto de la autora al entrelazar varios hilos narrativos de distintos tiempos y localizaciones. Me ha parecido una opción valiente y bien solventada, pese a su dificultad (sobre todo en género fantástico), un riesgo que no todos los autores están dispuestos a asumir con tanta honestidad como ha hecho Ana González Duque.

Lector, para pasártelo en grande (sí, también en los pasajes de sufrir).

BookTrailer de La Sociedad de la Libélula
Canal de la autora en Youtube
Página de la autora

También te gustará: Leyendas de la Tierra Límite: Las Tierras Blancas; Leyendas de la Tierra Límite: Las Tierras Oscuras

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en los siguientes enlaces:
La Sociedad de la Libélula (para Kindle)
La Sociedad de la Libélula (en papel)

Compartir este contenido:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a La Sociedad de la Libélula, de Ana González Duque

  1. Anónimo dijo:

    Ay, qué bonito argumento… Mira que todo el trasfondo fantástico no me atrae mucho y aún así me has picado mucho la curiosidad.
    Me lo voy a apuntar, para futuras visitas libreras.
    Besos.

    • Monica dijo:

      Yo tampoco soy mucho de este tipo de fantasía pero me gustan las historias sorprendentes y originales, y esta lo es. Me alegro que te haya tentado aunque no sea tu género. Besos.

  2. Nitocris dijo:

    Hola guapa, leí el primero de la Leyenda de la Tierra límite, y me gustó bastante, y tengo pendiente en el kindle, el de las tierras oscuras…
    Este me ha llamado la atención y como todo lo que comentas de fantasía me gusta me lo llevo.
    Un besazo.
    P.D. Tengo una duda no sé por qué tengo la persistente sensación de que recomendaste en tu blog el libro de Moriré besando a Simon Snow (que será mi próxima lectura), pero luego cuando lo busco por el blog no lo encuetro. ¿He soñado yo con la recomendación? 🙂

    • Monica dijo:

      Este es un volumen independiente, a ver si te gusta. Tiene en común con Leyendas de la Tierra Límite la creación de esos mundos inventados que tan bien se le dan a Ana 😉
      ¡Jajajajaja! Pues no lo recuerdo, pero, si te sirve de algo, a mí me gustó “Moriré besando a Simon Snow”, no es que sea un novelón pero es divertido y tiene su gracia. Supongo que me gustó sobre todo porque no me esperaba el giro y me hizo mucha gracia, pero no esperes una gran novela de fantasía porque no lo es. Lo mejor, el título, ¡me encanta!

  3. Norah Bennett dijo:

    Yo quiero pero…es uno solo o me voy a quedar con las ganas de saber el final? Es mi única preocupación. A mí lo de los escritores sufriendo sus creaciones me llama mucho ,jeje. Vamos, que los listos sois los del feelgood. Hummm, eso explica muchas cosas.
    Besos

    • Monica dijo:

      Este es un solo volumen, independiente, con buen final (sorpresa incluída para fangirlear un poco). ¿Ahora entiendes por qué escribo feelgood? Si me enchufan a la máquina esa al menos iré a un sitio super agradable, con gente maja, me invitarán a tomar el té con bizcochos, nadie me disparará y no tendré que comer acelgas. Todo bien. Jajajajajaja.
      Ya me contarás si te animas con la libélula. Besos!!

  4. Margari dijo:

    Primera reseña que leo de este libro. Muy sugerente todo lo que cuentas. Me has dejado con muchas ganitas de leerlo.
    Besotes!!!

    • Monica dijo:

      ¡He sido la primera en sacar reseña! Tuve la suerte de que Ana me dejó leerla antes de que saliera y la tenía preparadísima. Creo que es la primera vez que me pasas eso de tener la exclusiva porque soy tan despistada que siempre me pierdo el día del estreno :-))) Me alegro que te apetezca, es una buena historia, ya verás. Besos.

  5. MH dijo:

    La portada es requetepreciosa. No sé quién es el/la ilustrador/a, pero realmente bonita. A ver, llevo siglos queriendo leer a Ana, y nunca acababa de decidirme, pero después de leerte con este libro, salvo que me digas lo contrario, es quizás el que más me puede gustar para empezar con ella, ¿no? ¿O tú qué me dices? Ya me conoces, así que me fío de tu criterio y consejo.

    Y muchísima suerte a la autora con esta nueva aventura 🙂

    • Monica dijo:

      Pues si te apetece, te recomiendo que empieces por esta novela de Ana, ella está muy contenta con el resultado y no es para menos: consigue hilar muy bien una trama de intriga y fantasía. Creo que su ilustradora es Libertad Delgado, pero la idea de diseño es de la misma Ana. Las ilustraciones de Libertad son preciosísimas, en el Celsius vi su novela y me quedé boquiabierta de lo bonita que era. Besos.

  6. Aylavella dijo:

    No he leído nada de Ana, pero la sigo en Youtube. Y aunque no soy muy de fantasía, alguno cae, así que me lo llevo bien apuntado.
    Besos

    • Monica dijo:

      Si lo prefieres, Ana tiene también comedia romántica (“Planes de boda”), pero creo que esta novela te haría tilín, por el suspense y la originalidad de la trama. Ya me contarás. Besos.

  7. Carla dijo:

    Te imaginas a George rr Martín con uno de esos portales??? jajajajajaj
    Me lo llevo anotado, me parece muy original. Aunque he de decir que me llaman más los dos anteriores de la autora
    Besos

    • Monica dijo:

      ¡Ostras! Pues mira, ahí lo metía yo, a que lo persiguieran todos esos personajes que se dedica a matar tan alegremente, jajajajajaja. Mira, yo creo que si no has leído nada de Ana, mejor empieces por este y así te haces una idea de por dónde van los tiros. Creo que te va a gustar, es de esos libros que enganchan desde el principio. Besos.

  8. Marisa C dijo:

    He seguido tu consejo y he visto el booktrailar… ¡Madre mía! ¡Como engancha! No me gustan tanto esos paisajes helados y eso de vivir dentro de un libro; lo bueno de estos es poder cerrarlos cuando quieres cortar con su historia. Pero también esto lo hace más interesante. Tomo nota. Abrazos.

    • Monica dijo:

      Me hace gracia que me digas que no te gustan esos paisajes helados porque te confieso que cuando empecé a leer esta novela fue lo primero que me enamoró: Anisóptera y sus paisajes fríos, jajajajajaja. Ya ves, para gustos… lectores. Eso sí, te reconozco que si tuviese la posibilidad de entrar en un libro sería en uno bien agradable, con muchas chimeneas y tazas de té ;-))) Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.