No soy Lizzy Bennet, de J. de la Rosa

Lizzy sabe que sus padres carecen de sentido del humor, así que nunca entendió demasiado bien por qué la bautizaron con semejante nombre apellidándose Bennet. Estaba predestinada a amar a Jane Austen, por supuesto, pero lo que nadie sospechaba es que tirara por la borda su brillante futuro como abogada, se empleara en una librería, se enamorara del hombre equivocado y acabase huyendo a San Cayetano perseguida por la policía y acusada de asesinato. Sin nada que perder, pero empeñada en llegar a su destino, Lizzy comparte aventura con cuatro desconocidos que tienen mucho en común. A menudo, los momentos más felices son los más inesperados.

«Últimamente he aprendido dos cosas.
La primera, que sigo amando a Jane Austen y cada una de sus novelas, cada personaje, cada ambientación, cada vuelta de argumento. Gracias, Jane, por todo lo que me has enseñado.
La segunda, que yo no soy Lizzy Bennet.«


Vergara
Género: romántica
330 páginas
ISBN: 978-84-18045-05-9
Fecha de publicación: junio 2020

J. de la Rosa es autor de quince novelas y con No soy Lizzy Bennet ha resultado ganador de la décima edición del premio Vergara de novela romántica. No conocía al autor, pero a los austenitas nos cuesta mucho resistirnos a la curiosidad con un título como este, así que ya sabéis por qué me decidí a leerlo. El personaje protagonista efectivamente no tiene nada en común con el personaje de Austen, y la historia tampoco se parece a Orgullo y prejuicio, pero su principio no puede ser más prometedor: huyendo a todo gas en su coche, perseguida por la policía y acusada de asesinato. Imposible no seguir leyendo después de ese primer capítulo.

No soy Lizzy Bennet es una road movie que empieza con mucho gancho y que funciona bien cuanto más alocada se vuelve. Si bien es cierto que las motivaciones de los personajes secundarios son un poco repetitivas —¿no es mucha casualidad que tres de los cinco compañeros vayan en busca del amor de su vida?—, y que no queda claro por qué Darcy se casó con otra si amaba a Lizzy, la intensidad de la protagonista y su tormentoso pasado asumen bien el peso de la historia. La prosa de J. de la Rosa es coloquial y directa, sin sutilezas, y sus diálogos —pese alguna molesta coletilla como «¿sabes?» y un exceso de palabrotas— aportan frescura. Lo que más me ha gustado ha sido ese planteamiento de colegas en la carretera huyendo de la policía y algunas reflexiones vitales, así como la narración en presente de Lizzy y Mr. Darcy, y el final feliz que se merece toda tragicomedia romántica.

Lector, una lectura veraniega on the road.

También te gustará: Eterna brisa; Las cenas de los martes; El club de lectura Jane Austen; El club de los viernes

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0
Compartir este contenido:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Esta entrada fue publicada en Blog. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a No soy Lizzy Bennet, de J. de la Rosa

  1. Carla dijo:

    En esta ocasión no me lo llevo, las consideraciones finales que haces me echan un poco para atrás, y es que al final con tanto pendiente, a veces siento que busco libros más redondos
    Besos

    • Monica dijo:

      Es una pena porque J. de la Rosa escribe muy bien, pero para ser un premio de novela, en mi opinión le falta una buena edición: demasiados personajes con la misma motivación, personajes con voces uniformes, una situación romántica en la que a veces el chico está casado y a veces no… Los detalles. Besos.

  2. Maria dijo:

    No es muy de mi estilo pero suena muy divertido la verdad, veremos, igual en un futuro. Besos

  3. Paseando entre páginas dijo:

    Aunque el tono me gusta, no soy muy fan de las road movies. Si a eso le sumamos lo del exceso de palabrotas (las novelas demasiado coloquiales me crispan), va a ser que paso, pero estaré atenta a ver si veo alguna otra reseña que detalle más el argumento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.