Siete damas autopublicadas

Llego muy tarde, más que el Conejo Blanco, al mes de la autopublicación que mi querida Laky siempre tiene a bien organizar una vez al año y por el que siempre le doy las más rendidas gracias. Y es que, a riesgo de ser pesada, no me canso de defender que la calidad literaria y de edición de obras que utilizan pasarelas como KDP para llegar a los lectores no deja de ir en aumento. Por eso me da pena cuando se menosprecian los libros autopublicados, porque buenos y malos libros —con erratas o no, con portadas feas o no, con mala maquetación o no—, los hay tanto en la autopublicación como en las editoriales tradicionales. Nosotros, que leemos tanto, lo sabemos bien.

Así que la entrada de hoy la dedico a siete damas que se han atrevido a autopublicar con valentía y con mucho cariño, ofreciendo a los lectores un libro cuidado al detalle por maquetadores, editores, correctores y diseñadores; porque autopublicar no es lo mismo que autoeditar y ahí radica la diferencia entre un libro que merece respeto y otro que puede cabrear mucho a los lectores (y con razón). Este es mi pequeño homenaje y mi manera de agradecerles que, en su momento, ellas también me acompañaran: vuestro buen trabajo aumenta el prestigio de la autopublicación. Gracias.

Judith Galán, romántica. La conocí en la cena del Consejo Escritor de KDP y me encantaron su sentido común y su sentido del humor. La competencia es dura pero Judith sabe que el trabajo bien hecho tiene su recompensa. No la perdáis de vista.

Pilar G. Cortés, chick lit. A Pilar la conocemos por su blog y porque tuvo la valentía de publicar Mamá en apuros contra el cáncer y, por suerte, aquí vuelve con mucho más sentido del humor y del azúcar.

Inma Bretones, romántica. Sí, nuestra Lectora de Tot que se nos lanza a la autopublicación con esta novela y promete que no será la única. Aunque os diga lo contrario, no os olvidéis de ella.

Izaskun Albéniz, negra y suspense. Junto con Ana Bolox, Cristina Grela y Norah Bennett, una de las autoras autopublicadas más inteligentes que conozco. Acaba de salir en Amazon su segunda entrega de Pentagrama criminal. Mucha suerte, Izaskun.

Adella Brac, fantasía. Me encanta por su simpatía y su frescura, La leyenda de Bellasombra fue una de las primeras novelas que leí cuando estrené mi primer kindle y la recuerdo con mucho cariño. Qué te vaya tan bonito como eres, Adella.

Ana Bolox, cozy. Es única y con estilazo; no lo digo solo porque sea amiga mía o porque le vaya el British Air: lo que está publicando ahora mismo esta dama de la novela policíaca clásica no lo hace nadie más en lengua castellana en estos momentos. Si no la conoces, ya tardas.

Pilar Múñoz Álamo, contemporánea. Broche de oro para terminar esta diminuta lista con una escritora de estilo personalísimo (¿no buscamos eso todos los lectores?) y una elegancia envidiable. Ganadora del último premio literario de Amazon, os la recomiendo para comprobar eso que os contaba al principio de calidad y buena literatura.

Solo es un pequeño ejemplo de dedicación y trabajo duro, mi pequeño homenaje a mis compañeras de KDP, solo seis damas de la autopublicación, solo la punta del iceberg. Solo.  ¿Nos animamos a darles una oportunidad a ellas y a sus compañeras? ¡Por la autenticidad! Chin-chin.

Compartir este contenido:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Esta entrada fue publicada en Blog. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Siete damas autopublicadas

  1. Ualaaaa, qué piropazo 🙂 Biquiños!

  2. Margari dijo:

    Sólo he leído una, pero del resto tomo buena nota.
    Besotes!!!

  3. Ana dijo:

    Bonita reseña. Un placer esperar tu entrada sobre autopublicación. Un abrazo.

  4. Yo desde luego si que se la doy. Opino que el ser autopublicado no es más que el valor necesario para que tu obra vea la luz. El ser autopublicado y la calidad no están reñidos, ni muchísimo menos. Cada vez es más complicado que una editorial te avale, así que muchas veces la autopublicación es el camino para poder llegar a ver tu obra impresa.

    Besos 😀

  5. Ana Bolox dijo:

    Joooo, muchas gracias 🙂 Eres un solete. Muacs y remuacs. :-))))))))

  6. Ro dijo:

    Bonito y necesario homenaje. Me has descubierto títulos que desconocía. Tomo nota. Un besote!

  7. ¡Adoro a Adella! 🙂
    Tengo que hacerlo un huequecito a Ana Bolox, que me tienta mucho 🙂
    Beso grande

  8. He leído a todas menos la primera, que no la conozco (algo que solucionaré pronto). Merecen todas las palabras que les diriges. Cada una con su estilo, son dignas del mayor reconocimiento. Cada día está más claro que no se necesita una editorial para ofrecer un producto de calidad. Besets (por añadir sinónimo a los besos de los comentarios anteriores)

  9. Nitocris dijo:

    La historia de Tinlasia la tengo en el kindle esperando, me encantó La leyenda de Bellasombra… La de Ana Bolox, por supuesto, también está en mi kindle, jeje… en cuanto me enteré de ello…
    Las demás las iré cotilleando…
    Un besazo

  10. MH dijo:

    Cuando he visto el título de la entrada ya contaba con ver a Ana Bolox en ella, pero que además hayas incluido a mi querida Norah así de refilón me ha requeteencantado, porque además es muy bonito, y cierto, lo que dices de ellas. Son personas muy inteligentes, da gusto leerlas, hablar con ellas y aprender de lo que dicen.

    De las demás siento decir que no he leído todavía a ninguna, pero sí que tenía pensado leer a Inma en cuanto pueda, que tengo mucha curiosidad por conocerla como escritora.

    Una entrada muy bonita, Mónica 🙂

    ¡Besote!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.