Amor a primera vista, llama al oculista, de P. Z. Reizin

Jen vive en Londres y trabaja con una inteligencia artificial llamada Aiden con la que conversa a diario para enseñarle a dar respuestas más humanas. A menudo ven las noticias juntos y comentan el grado de locura de los presentadores o repasan sus películas favoritas, como Con faldas y a lo loco. Hasta que una noche, Matt, el novio de Jen, le rompe el corazón y Aiden decide tomar cartas en el asunto. Lo que no saben sus creadores es que hace algún tiempo que se ha escapado a Internet donde no ha dejado de aprender sobre las relaciones humanas y ahora cree que está preparado para encontrar a la media naranja de su amiga Jen. Tocado por el espíritu de las comedias románticas de Billy Wilder o de Ernst Lubitsch, el bueno de Aiden cree haber encontrado a la pareja perfecta para la simpática, inteligente e increíble Jen y nada más sencillo para él que hacer que se encuentren. La química y el romanticismo hacen el resto, pero Aiden no contaba con otros factores no-humanos que amenazan muy seriamente el calculado aunque maravilloso encuentro.

“—Y tú, ¿tienes planes para el finde? —Es algo raro preguntarle eso a una máquina, pero así son las cosas en estos tiempos.

—Algo de defragmentación en las capas neuromórficas, que menudo caos hay ahí montado, si te soy sincero. Me pondré al día con la lectura: esta semana se han publicado 54.812 títulos nuevos solo en inglés, es español y en chino. A veces uno se pregunta si estos autores no tienen nada mejor que hacer que ponerse a escribir sus puñeteros libros. Y está el críquet, por supuesto. Tiene algo de hipnótico lo lenta que va esa pelota.

La semana pasada comentaba en Twitter que cuando terminé este libro me había quedado ojiplática ¡Qué historia tan loca! Al principio, me pareció una comedia romántica con un toque de humor y el elemento original de una inteligencia artificial haciendo de celestina. Pero un poco antes de la mitad de la novela ocurre un giro argumental inesperado que la convierte en thriller, o en thriller romántico (¿eso existe?), o en una divertida (aunque inquietante) novela de terror, ya no lo sé. Lo que os quiero decir es que, seamos sinceros, a estas alturas ¿cuántas novelas y personajes consiguen sorprendernos después de tantísimas lecturas?

Amor a primera vista, llama al oculista me ha encantado precisamente por lo loca que es, por los arriesgados giros argumentales que la salvan de quedarse en otra comedia romántica más y la convierten en una comedia romántica realmente especial y distinta. No me atrevo a recomendarla a todos los lectores, pero sí a aquellos que no les da miedo encontrarse con inteligencias artificiales filosofando sobre la vida humana y no humana; y, sobre todo, a aquellos lectores que jamás dicen “esto no es creíble” porque saben que la ficción es ficción y como tal es perfecta para desconectar de la realidad (que siempre supera a la ficción) y pasarlo en grande con todas sus alocadas posibilidades.

Me han gustado todos los personajes, los buenos, los malos, los atontaos (atención al hijo de Tom porque no tiene desperdicio) y los virtuales. Y me lo he pasado en grande con esta comedia tan loca que recoge muy bien el espíritu de Billy Wilder, al que rinde homenaje. El humor, la sorpresa, los diálogos, las escenas románticas o las de acción, el suspense… todo se combina a un ritmo perfecto y bien tramado. Decía Harold Bloom (no confundir con Orlando Bloom) que no hay tramas nuevas porque todas son variaciones de las shakesperianas (venganza, traición, celos, amor, etc.) y creo que P. Z. Reizin estaría de acuerdo con Bloom, pero también en que ha sabido darle un toque actual y divertidísimo a dos o tres de los argumentos de Will.

La única pega que le pongo es la espantosa traducción del título, que no le hace ningún favor a la novela: con esa portada y ese título en español parece que se trate de una historia romántica al uso y nada más lejos. El título original era magnífico porque se ajustaba perfectamente a la esencia de este pequeño gran libro: Happiness for humans.

Lector, una comedia muy loca y sorprendente que bien podría ser la versión 2.0 de las de Billy Wilder, Blake Edwards o Ernst Lubitsch.

Nota: Además, el prota tiene un conejo de mascota al que le cuenta todos sus pensamientos existenciales. El conejo se llama Víctor pero, en realidad, es una coneja. Me encanta ese guiño a Víctor o Victoria, de Blake Edwards.

Si quieres hacerte con un ejemplar, haz clic en los siguientes enlaces:
Amor a primera vista, llama al oculista (en papel)
Amor a primera vista, llama al oculista (para Kindle)

Compartir este contenido:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

23 respuestas a Amor a primera vista, llama al oculista, de P. Z. Reizin

  1. Nitocris dijo:

    Sí, la verdad es que el nombrecito se las trae, jeje… Me lo tengo que pensar, creo que me podría gustar, pero ainsss, no sé… le dejo ahí en stand by.
    Un besazo

    • Monica dijo:

      Qué pena el título porque da imagen de novela chick lit y no es eso. La portada es mona, sobre todo porque hace referencia a Londres (que tiene su importancia en la historia) y sale Víctor, que es monísimo. Besos.

  2. Aylavella dijo:

    Me gusta, tiene una pinta estupenda, de pasar un rato entretenido con su lectura.
    Apuntada.
    Besos

    • Monica dijo:

      Sí que es muy entretenida y además se agradece que te sorprenda porque por la sinopsis no me esperaba nada así (bueno ni por la portada o el título). Es algo rara, por eso, no me atrevo a recomendarla mucho, advertidos quedáis 😉 Besos.

  3. Marisa G. dijo:

    Vaya mezcla, ¿no? La verdad es que parece interesante con ese giro intermedio que todo lo trastoca. Para el verano tiene muy buena pinta. Besos

    • Monica dijo:

      Sí, es una mezcla inusual pero aunque parezca extraño funciona bien. Eso sí, debes tener paciencia porque el escritor es amigo del suspense y la sorpresa y va girando a medida que pasan los capítulos. Creo que el secreto es empezar a leer sin ninguna idea preconcebida y disfrutarla tal como venga. Sí, buena lectura de verano es. Besos.

  4. Norah Bennett dijo:

    Bueno, cuando has dicho Billy Wilder ya me has ganado. Me imagino el final ¿o no? Porque si tiene tanto giro y acaba en thriller puede pasar cualquier cosa. Lo de no es creíble es lo mejor que le puede pasar a una novela como esta, a mí me fascina porque para creíble ya tenemos la vida diaria.
    Me apunto salvo que me digas lo contrario.
    Besos

    • Monica dijo:

      Ais, sí, esas pelis de Wilder, de Blake Edwards, de Ernst Lubitsch… me encantan tanto como las novelas de Wodehouse o de Stevenson. Es que pienso que se ha perdido un poco esa forma de hacer comedia, con tanta elegancia, enredo e ingenio. En esta novela te encontrarás algo más del siglo XXI pero sí que tiene ese espíritu de fondo de Wilder, creo que el autor le ha querido rendir homenaje a sus comedias más locas (sobre todo a “Con faldas y a lo loco”) pero con su propio estilo. Me encanta eso que dices sobre credibilidad y vida diaria, muy fan :-))) No te digo nada sobre el final, pero sí, es final Wilder, así que ya sabes. Y aunque no es ninguna obra maestra, me ha parecido divertida y a ti sí que creo que te va a gustar por lo alocada que es y por lo de Wilder.
      Ahora estaba pensando que la traducción el título de “Con faldas y a lo loco” también es bastante distinto al original (“Some like it hot”), lo mismo que le ha pasado a esta novela. Besos.

  5. Margari dijo:

    Una historia loca, pero loca, loca… Con una pizquita de curiosidad me has dejado. Y aunque no es lo que suelo leer, si se cruza, seguro que me animo.
    Besotes!!!

    • Monica dijo:

      Justo como dices, una historia muy loca. Eso sí, los diálogos son estupendos y el autor tiene un ingenio y un sentido del humor que hacen de esta lectura un entretenimiento muy por encima de la media en el género de la comedia. Espero que te guste. Besos.

  6. Buscando mi equilibrio dijo:

    Esta vez no me atrae, así que me lo salto.
    Con toda la eterna lista de pendientes casi se agradece.
    Besos.

    • Monica dijo:

      Uf, eso sí, a mí no me dan ni las vacaciones para leer todo lo que tengo en casa. Por eso también decía que esta no es una novela que me atreva a recomendar a todo el mundo, es peculiar. Besos.

  7. Carla dijo:

    Me alegro de haber leído tu reseña porque la verdad es que con ese título y portada me habría hecho una idea muy equivocada de la temática… Si se me cruza le echaré un vistazo, a veces viene bien darse un respiro de lecturas intensas
    Besos

    • Monica dijo:

      ¿A que sí? Qué penita de título porque da una imagen errónea de todo lo que tiene que ofrecer esta historia tan loca y divertida. Sí, es perfecta para tomarse un respiro entre lecturas más serias porque se lee con una sonrisa en los labios y es ligera y muy entretenida. Besos.

  8. Ro. dijo:

    Desde luego el título me echa para atrás, y pese a lo que nos cuentas, no sé yo si este locura es para mí. Un besote!

    • Monica dijo:

      Para malos títulos hace poco os hablaba de “El hombre que se fue a Marte porque quería estar solo” (Major Tom, en original), y casi te recomiendo más esa otra que esta. A ver, que es muy divertida pero al ser tan raruna no sé yo si me atrevo a encomendártela. Besos.

  9. MH dijo:

    Te vas a reír, pero lo tuve en las manos el lunes en la estación mientras hacía tiempo para subirme al tren… ¡y lo descarté precisamente por el título! jajaja. Me llamaba mucho la portada por el toque british, pero el título me transmitía novela tipo chick-lit y la verdad, yo me quedé en Bridget Jones (a la que adoro)… desde entonces tengo el género olvidadísimo. Si llego a leerte antes lo mismo me hubiese hecho con él. Es que si me nombras a Ernst Lubitsch en cualquier versión punto-cero, no hay más que hablar (Wilder y Edwards también, claro, pero para mí primero está Lubitsch).

    ¡Besote!

  10. Si te soy sincera, no me lo he leído precisamente por el título. Me pareció un horror. Y pensé que si el título era un horror, también lo sería la novela. Le daré una oportunidad entonces.

    • Monica dijo:

      No es un novelón, en ningún sentido. Pero por lo poquito que te conozco, sé que eres una lectora que aprecia el humor inteligente y me parece que ese homenaje a Wilder te haría tilín. Además, es original y, cuando has leído tanto como tú, esa originalidad se agradece mucho. Besos.

  11. La apunto!!! Me parece original, distinta, como bien dices. Y si además es sorprendente y con humor, el plato está servido. Gracias por tantas y tan buenas recomendaciones que nos haces. Y gracias por las novelas escritas por ti, que te dejan una sensación tan apacible en el alma.

    • Monica dijo:

      Sí, es tal como dices: divertida y original. A mí me sorprendió mucho, ese giro argumental no me lo esperaba. Empieza como una comedia romántica al uso y después pega un brinco que te deja ojiplática, pero para bien. Hasta me pareció inquietante y todo en algunos momentos.
      Muchísimas gracias por leer mis novelas, me siento muy feliz si consigo que te sientas así de bien entre sus páginas. Un abrazo grande y gracias por tu amabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.