Archivo del Autor: Monica

Sueño de una noche de teatro, de Mónica Gutiérrez Artero

Hoy sale a la venta mi nueva novela, Sueño de una noche de teatro, una historia muy feelgood para viajar a Escocia, para subirse a un escenario muy shakesperiano y olvidarse un ratito del ruido y la furia. ¿Te vienes conmigo?

Ediciones B
ISBN: 9788466669825
Fecha de publicación digital: 14 de septiembre de 2021
Fecha de publicación papel: 14 de octubre de 2021
Páginas: 256

Sinopsis

Max Borges es un director de teatro barcelonés que conduce una pequeña y excéntrica compañía. El día del estreno de Macbeth, la obra de Shakespeare, Max está al borde del colapso. Todo parece que va a salir mal en la función que debería ser su salto a la fama más sublime: las brujas son demasiado bellas, al rey Duncan se le ha roto la corona y su Macbeth huele sospechosamente a whisky escocés.

Sin embargo, como suele recordarle su inteligente asistente de dirección, Elsa Soler, el espectáculo siempre debe continuar. Sorprendentemente, el duende del teatro parece haberles rociado con su suerte y la función es un éxito absoluto, tanto que son invitados a representar la obra en el Festival Fringe de Edimburgo, el más importante del mundo. La divertida compañía pone rumbo a una aventura en una ciudad llena de magia. Será allí donde, al caer el telón, el amor y la amistad se conviertan en los verdaderos protagonistas de esta historia.

La edición en papel saldrá a librerías el 14 de octubre.

Dicen que lo que se escribe con cariño y humor se lee del mismo modo. Os deseo que así sea. Gracias por acompañarme siempre.

Sueño de una noche de teatro (digital)
Sueño de una noche de teatro (en papel)

Publicado en Blog | Etiquetado , , | 6 comentarios

Piranesi, de Susanna Clarke

Piranesi es el Hijo Bienamado de la Casa, conoce las Mareas, explora las Salas, ha nombrado las Constelaciones en el cielo. Su Mundo, bañado por el mar, es enorme y extraordinario, pacífico y lleno de vida y de muerte. Las estatuas nunca dejan de sorprenderlo, parecen no tener fin, como la propia Casa. Enamorado de la Razón y la Ciencia, Piranesi también cuida de los Habitantes de la Casa mientras ayuda al Otro en la búsqueda del Conocimiento. Aunque, últimamente, ha perdido interés en las investigaciones, al fin conforme con la belleza y los pájaros de su Mundo.

«Tengo la impresión de que el Mundo (o la Casa, si se prefiere, pues a efectos prácticos son una y la misma cosa) quiere contar con un Habitante, alguien que sea testigo de su Belleza y beneficiario de sus Dones.«

Susanna Clarke es una escritora británica de ficción especulativa que saltó a la fama mundial con su increíble novela Jonathan Strange y el señor Norrell en la que entrelazaba magia y hechos históricos de la Inglaterra de principios del siglo XIX con una elegante delicadeza y un amor por el detalle histórico y fantástico sin precedentes. Aunque el libro tuvo un gran éxito internacional, siguió la ley no escrita de que nadie es profeta en su tierra, pues fue publicado primero en Estados Unidos que en Inglaterra. Es una de las novelas que recuerdo con más cariño y admiración y me da pena que los cuentos de Las damas de Grace Adieu sigan descatalogados. Creo que somos muchos los que estábamos esperando la nueva novela de Susanna Clarke. Pues bien, olvida Jonathan Strange y el señor Norrell porque Piranesi no tiene nada que ver. Es más, si quieres disfrutar plenamente de Piranesi, no leas nada al respecto de la novela, llega hasta su primera página sin ideas preconcebidas. Por mi parte, prometo no revelar nada en esta reseña, ni siquiera en la sinopsis.

Susanna Clarke cambia de registro y de estilo en Piranesi, adaptando su prosa a los requerimientos de una trama y unos personajes que son una invitación a entrar en el laberinto. Es una novela sorprendente y única, una grata propuesta lúcida y original para los lectores. No puedo compararla a nada que haya leído con anterioridad, a medida que avanzaba en sus páginas se intensificaba mi expresión ojiplática. La versatilidad narrativa de Susanna Clarke, su capacidad de construir mundos con una precisión y coherencia tan brillante como concisa, y su genial propuesta literaria se ganan el privilegio de sacudir las mentes de los lectores. La novela más sorprendente que he leído este año.

Lector, una propuesta genial a la que asomarse sin prejuicios ni ideas preconcebidas. Déjate llevar.

También te gustará: Jonathan Strange y el señor Norrell

Te dejo por aquí la edición limitada exclusiva de Gigamesh (en Lektu y en Gigamesh tienda) con contenido adicional que no vas a encontrar en ninguna otra librería:
Piranesi Negro, edición especial limitada

Publicado en Blog | Etiquetado , , | 8 comentarios

Lolly Willowes, de Sylvia Townsend Warner

Laura Willowes vive feliz y libre en la casa familiar de Somerset con su padre. Sus hermanos mayores se casan, uno se trasladada a Londes y otro se queda para continuar el negocio del padre, pero nada cambia para Laura pues todos están demasiado concentrados en sus propias vidas como para preocuparse por darle una educación o un marido. Pero cuando su amado padre muere, Henry, su hermano mayor, decide que Laura debe vivir bajo su protección y echar una mano con sus sobrinas. Y es entonces cuando se convierte en la tía Lolly, un ser gris, invisible, inútil y anodino que no encaja en ningún lugar. Hasta que una noche, Lolly por fin entiende la llamada y sabe que solo viviendo de nuevo en la campiña, sola y lejos de todos los Willowes, volverá a sentirse libre y auténtica. Pero a principios del siglo XX, «La costumbre, la opinión pública, la ley, la Iglesia y el Estado: todos habrían dicho que no con sus cabezotas a la súplica de Laura, y la habrían hecho volver al cautiverio«.

«Pero es una modalidad de brujería doméstica de tres al cuarto, eso es lo que es la magia negra; y no es que la magia blanca sea mejor. Una no se convierte en bruja para ir por ahí haciendo daño, tampoco para ir prestando ayuda como una asistente parroquial montada en una escoba.«

Sylvia Townsend Warner (1893-1978) fue una novelista, poeta y musicóloga inglesa afiliada al partido comunista y conocida por su biografía de T. H. White y su novela de ficción Lolly Willowes, que me ha encantado. Ha sido todo un acierto leer Lolly Willowes después de La bruja, de Jules Michelet, porque  me ha permitido reflexionar sobre los puntos comunes de la vida de las mujeres en Europa más allá de la brecha de los siglos que separan a ambos autores. Lolly Willowes se convierte en bruja porque eso es lo que ocurre cuando una mujer soltera se emancipa de todo y todos a principios del siglo XX, una semejanza que no puede ignorarse cuando se mira a las brujas medievales acusadas, precisamente, por ser distintas a lo que marcaba la iglesia, la sociedad, el Estado.

De Lolly Willowes he disfrutado la historia, la excentricidad de la narración, y su peculiar protagonista, pero también me ha gustado muchísimo la prosa de Sylvia Townsend Warner. Townsend escribe con un tono irresistible a medio camino entre el cuento de hadas tradicional y el engañoso ligero encanto de autoras inglesas como D. E. Stevenson o Josephine Tey. Elegante, un pelín burlona, a veces incluso poética, su prosa encierra un mensaje contundente y una perspectiva reivindicativa que destaca por su humanidad, su inteligencia y ese enraizarse en la naturaleza como un recordatorio de que el origen de toda bruja está en el bosque, en la búsqueda de libertad. Original, divertida y excéntrica (me ha recordado a Los que cambiaron y los que murieron, de Barbara Comyns), Lolly Willowes recoge la autenticidad de las brujas y el momento de cambio en la sociedad inglesa tras la Primera Guerra Mundial desde una perspectiva femenina que ansía reivindicarse y que todavía puede reconocerse en el cautiverio de siglos anteriores.

También te gustará: La bruja; Los que cambiaron y los que murieron; El fantasma y la señora Muir

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en los siguientes enlaces:
Lolly Willowes (para Kindle)
Lolly Willowes (en papel)

Publicado en Blog | Etiquetado , , | 2 comentarios

La llamada de Cthulhu, de H. P. Lovecraft

En 1926, George Gammell Angell, profesor de Brown en Providence, Rhode Island, un reputado antropólogo y criptolingüista de civilizaciones antiguas, muere sin dejar herederos cercanos por lo que todas sus pertenencias van a parar a su sobrino nieto. Revisando las cajas de la inesperada herencia, el joven encuentra una tablilla con un bajorrelieve de carácter desconocido y el dibujo de un terrorífico monstruo: una figura tenebrosa con propiedades de pulpo y dragón. El delirante objeto viene acompañado por un manuscrito de su tío abuelo en el que detalla una investigación sobre los extraños delirios y desórdenes lunáticos que sucedieron en todo el mundo entre el 23 de marzo y el 2 de abril de 1926, fecha que coincidió con el despertar de una extraña siniestra leyenda perteneciente al ancestral culto de Cthulhu.

«La narración evocaba los sueños más descabellados de los escritores de mitos y teosofistas, y también revelaba una asombrosa imaginación cósmica que no se esperaba de los descastados y parias que integraban aquel culto.«

La edición de Alpha Decay y la traducción de Javier Calvo son excelentes y puedes encontrarla en Librería Gigamesh.

Howard Phillips Lovecraft (1890-1937) fue un escritor de novelas y relatos de ciencia ficción y terror, aunque sobre todo se le reconoce por ser el gran renovador del relato de terror y el creador de una mitología propia que todavía sigue vigente hoy en día. La llamada de Cthulhu es uno de sus relatos más prestigiosos y me parece una buena puerta de entrada para todos aquellos lectores que, como yo, quieran probar suerte en la bibliografía más mítica del autor.

Explica Javier Calvo en el prólogo de esta edición de La llamada de Cthulhu que la fuerza de Lovecraft reside en su arrolladora narración y en su capacidad de convertir una idea filosófica en un cuento de miedo. La mitología que Lovecraft desarrolla alrededor del monstruo y su culto es tan terrorífica porque se sustenta en el realismo antropológico, mítico y filosófico de nuestro mundo, su origen es parecido al de cualquier otro culto ancestral de los dioses primordiales helénicos. En La llamada de Cthulhu no solo encontramos un buen punto de aproximación al origen del mito que nos permitirá entender mejor el resto de la bibliografía de Lovecraft sobre Cthulhu sino que también aparecen rasgos característicos de las narraciones del autor, como la inevitabilidad del destino o la fascinación por los sueños y las teorías freudianas.

Lector, habla bajito, no vayas a despertar al inquilino de R’lyeh.

También te gustará: Carter & Lovecraft; Los nombres muertos; La Torre

Publicado en Blog | Etiquetado | 8 comentarios

La bruja, de Jules Michelet

En todos los pueblos primitivos, cuenta Michelet, la mujer lo era todo: médico, curandera, madre, hermana, hija, cocinera, recolectora, savia, confidente, narradora de historias, creadora de dioses… «Esto merecía una recompensa. Y la tuvieron«. En la Edad Media, con el advenimiento de la Iglesia cristiana y el asesinato de Pan, la mujer fue señalada como impura y menos que humana, perseguida, desdeñada y quemada en la hoguera por atreverse a seguir recurriendo a los antiguos dioses de la naturaleza para sanar el cuerpo y el espíritu de los más pobres. El culmen del terror llega en el siglo XV, cuando se publica en Europa el Malleus maleficarum (El martillo de las brujas), y centenares de mujeres son torturadas, silenciadas, emparedadas vivas, violadas, lapidadas, quemadas en la hoguera y asesinadas de múltiples modos distintos por la Inquisición, la Iglesia y los tribunales eclesiásticos y aconfesionales bajo fantásticas acusaciones.

«En ciertas épocas el odio mataba a cualquiera, por el mero hecho de ser llamada bruja. Los celos de las mujeres, la codicia de los hombres, recurrían fácilmente a esta arma tan cómoda. ¿Aquella es rica? pues bien, es bruja. La otra es guapa… también bruja (…). Si pueden, las acusadas se matan para evitar la tortura. Remy, el excelente juez de Lorena, que llegó a quemar ochocientas brujas, explica triunfalmente el terror desencadenado: «Mi justicia es tan buena que dieciséis, que fueron detenidas el otro día, no esperaron al juicio y se colgaron antes».«

Jules Michelet (1798-1874) fue uno de los más geniales historiadores franceses. Hijo de la Revolución Francesa, de los Enciclopedistas, de la Ilustración, en 1861 Michelet deja a medias uno de los tomos de la Historia de Francia para escribir La bruja, un estudio de las supersticiones en la Edad Media. Sus amigos y discípulos piensan que ha perdido la chaveta, ¡interrumpir su grandiosa labor de historiador de la patria para escribir un librito sobre mujeres! El gran hombre se lamenta con tristeza, comprende que las miles y miles de mujeres que fueron asesinadas, acusadas de bruja, y las que malvivieron aterrorizadas y maltratadas no importan a nadie; ni en la Edad Media ni en su presente, esa Francia de mediados del XIX que debería verse libre por fin de toda superstición y persecución religiosa, pero que todavía menosprecia a la mujer. Y es que el código misógino grabado a fuego por la Iglesia todavía perdura en la sociedades europeas.

«Mi tenebroso tema es como el mar«, escribe Michelet, «aquel que se sumerge a menudo en él aprende a conocerlo». La bruja de Michelet es un ensayo histórico sobre la mujer durante la Edad Media, una evolución del rol femenino desde la Antigüedad hasta el siglo XVIII. Con su prosa apasionada, contundente, precisa y bella, el autor analiza las consecuencias históricas de la cristalización de las religiones cristianas en Europa y cómo persiguieron y asesinaron a las mujeres, no solo por considerarlas impuras sino por reconocerlas como guardianas de la sabiduría ancestral en un momento en el que la ciencia andaba en pañales. En la primera parte, Michelet explica la aparición y evolución de la bruja y dedica la segunda parte a analizar alguno de los juicios más sonados de Francia. Aunque su mirada no deja de estar teñida por el paternalismo hacia las mujeres propio de su época, este libro sorprende por su acérrima oposición a la Iglesia y a sus doctores (a los que a menudo Michelet tacha de imbéciles y pedantes) y su mirada, inteligente y siempre arraigada a la mitología y a la cultura, sobre el género femenino a través de los siglos.

La bruja no es solo un ensayo brillante y bellísimo sobre la brujería en Europa, sino también una reivindicación de la memoria sorprendente para su época; la reivindicación del asesinato de miles de mujeres culpables tan solo de ser pobres, objeto de envidia o enfermas, un hecho histórico que, de tan insignificante para los grandes hombres que escriben la Historia, ni siquiera merecía la pena ser recordado.

Lector, ojalá más historiadores con la prosa apasionada de Jules Michelet.

También te gustará: Cuentos de brujas de escritoras victorianas; Las brujas de Salem

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
La bruja: Un estudio de las supersticiones en la Edad Media

Publicado en Blog | Etiquetado , | 9 comentarios