Bienvenidos a High Rising, de Angela Thirkell

Laura Morland es una joven viuda que mantiene a su familia publicando lo que ella misma define como «buenos malos libros» de intriga. Siempre que llegan las vacaciones escolares, se traslada con su adorable hijo Tony (una cotorra sin remedio que amenaza con enloquecerla con sus interminables charlas sobre trenes) a su casa en el campo, en la agradable y tranquila localidad de High Rising. Sin embargo, las vacaciones no están resultando tan apacibles como ella quisiera debido a las visitas de su encantador editor londinense y de su amiga Amy, la preocupación de su secretaria por salvar a su vecino escritor de las garras de una chiflada, las tramas de cotilleos de Stoker y los desvelos del doctor Ford que, después de todo, parece encandilado con Anne Todd. Con tanta gente entrando y saliendo de su casa y haciéndola partícipe de sus temores, la pobre Laura solo tiene ganas de quedarse en la cama leyendo cozy mystery.

«—Pero igual no es de su agrado —repuso Laura con su voz grave—. No es para intelectuales. Tengo que ganarme el pan, nada más. Mire, mi marido solo fue un gasto para mí mientras vivió y, naturalmente, tampoco me ayuda ahora que está muerto, aunque, eso sí, me sale menos caro. El caso es que se me ocurrió que podría escribir unos buenos libros mediocres para ayudar con la educación de los chicos.
—¿Buenos libros mediocres?
—Sí. No libros brillantes, ya me entiende, sino buenos libros de segunda. Es todo lo que podría hacer —dijo con seriedad.«

Bienvenidos a High Rising (1933) es la segunda novela que leo de la novelista británica Angela Thirkell (Londres, 1890-Bramley, 1961) y me ha gustado tanto como la divertidísima Fresas silvestres (1934), que editó Gatopardo con anterioridad (y ya van por la cuarta reimpresión). Angela Thirkell era nieta de Edward Burne-Jones, pariente de Rudyard Kipling, Stanley Baldwin y J. M. Barrie, sin embargo, como su encantadora protagonista Laura Morland, ella siguió su propio camino literario para sacar adelante a sus hijos. Bienvenidos a High Rising es la primera novela de la saga ambientada en el condado ficticio de Barsetshire (inventado por Anthony Trollope) que esperamos seguir disfrutando por muchos años pues la bibliografía de la autora todavía nos traerá muchas alegrías y encanto desde la campiña inglesa.

Algo más sobria y con diálogos más reposados que Fresas silvestres (quizás por la experiencia de la autora), Bienvenidos a High Rising es una comedia de enredos y equívocos con un trasfondo muy literario y unos personajes femeninos que se llevan de calle todo el protagonismo por méritos propios. Divertida y con mucho encanto, es perfecta para desconectar y pasar un buen rato conociendo a los peculiares habitantes de Rising, de quienes sabremos más en la próximas entregas de la saga (atención a Stoker, que promete dar mucho juego). Detalles como Laura leyendo cozy mystery para desconectar, el encanto infantil de Tony y su obsesión por los trenes, las escenas escolares o el pequeño romance con manuscrito inédito de por medio son algunos de los puntos que salpimentan esta agradable lectura y que nos dejan un poso de nostalgia cuando nos despedimos de sus personajes al terminar la novela.

Lector, unas vacaciones maravillosas en la campiña inglesa.

También te gustará: Fresas silvestres; El libro de la señorita Buncle; El árbol de la nuez moscada

Esta entrada ha sido publicada en Blog y etiquetada como , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Bienvenidos a High Rising, de Angela Thirkell

  1. Hola, aún no me he estrenado con la autora, pero tanto está como Fresas salvajes están en mi lista. Seguro que lo voy a pasar muy bien conociendo a Laura. Un abrazo.

  2. De esos libros que sé que también disfrutaría mucho… Se ve con mucho encanto.
    Ya tengo anotado Fresas silvestres (ay, ¿cuándo caerá? no lo sé; pero está ahí en lista desde hace tiempo, así al menos no lo pierdo de vista…), y este, tal y como nos hablas de él, pues se ve igual de disfrutable. Sí que me echa un poquito para atrás que sea una serie de libros, pero bueno, ya estoy metida en más de una (de perdidos, al río). Siento que igualmente merece la pena la experiencia de cada uno de los tomos.
    Las ediciones de gatopardo además me encantan.
    Un abrazo, Mónica.

    • Monica dijo:

      No te preocupes por lo de la serie, son novelas autoconclusivas, simplemente es que estarán ambientadas en el mismo rinconcito inventado de la campiña inglesa. Y espero que Gatopardo nos las vaya trayendo poquito a poco porque son muy divertidas. Justo como tú dices, con mucho encanto. Besos.

  3. Nitocris dijo:

    Hola Mónica, tengo Fresas silvestres en el kindle desde hace mil… no sé cuándo caerá, espero que pronto.
    Este también lo tengo en la lista de favoritos de eBiblio, con tu reseña me pones los dientes largos… ay madre.
    Un besazo

    • Monica dijo:

      Muy divertidos los dos títulos de la autora, con personajes muy excéntricos y con carisma y mucho enredo en la campiña entre tazas de té (¿no son los mejores?). Te recomiendo a esta autora cuando necesites un respiro. Besotes!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *