El hechicero de la corona, de Zen Cho

A la muerte de su padre adoptivo, Zacharias Wythe hereda el báculo que lo convierte en hechicero real pese a que sufre una grave dolencia, su familiar ha desaparecido, la Sociedad de magos de Londres está en su contra y hay una grave crisis de magia en todo el país. Agobiado por sus preocupaciones, acepta dar un discurso en un internado de gentilbrujas con el objetivo de acercarse a Fobdown Purlieu, la frontera con el reino de las hadas, e investigar sobre la escasez de magia que sufre Inglaterra. Pero en el internado tropieza con Prunella Gentleman, una joven con un talento extraordinario para los hechizos que no solo convencerá a Zacharias para cambiar las leyes que prohíben a las mujeres practicar la magia sino que lo salvará de los intentos de asesinato y la destitución de la Sociedad, de un grave conflicto diplomático, del malentendido con el caprichoso reino mágico, de la codicia de un dragón e incluso de sí mismo.

«—No estoy seguro de creer esos cuentos sobre los peligros peculiares de la magia en las mujeres. Al fin y al cabo, ¿acaso la Sociedad no dijo lo mismo sobre mí? ¿Que mi cuerpo no podía soportar ni mi mente comprender las sutilezas del arte? Usted defendió mis habilidades a pesar de su oposición. ¿De verdad está diciendo que no debería hacer por las mujeres lo mismo que usted hizo por mí?«

Zen Cho es una abogada titulada por la Universidad de Cambridge que nació y creció en Malasia, aunque en la actualidad vive en Birmingham, Reino Unido. El hechicero de la corona fue publicada en 2015 y nominada a los premios Locus y Bristish Fantasy en la categoría de primera novela, aunque antes se había estrenado en el mundo editorial con una antología de relatos. La editorial Duermevela publicó en castellano su cuento La mujer de terracota en 2021 y, en mayo de 2022, El hechicero de la corona (atención porque la edición es preciosa, con las ilustraciones de Cinthya Álvarez y los detalles interiores de Almudena Martínez).

Esta es una novela que conviene leer sin saber demasiado de antemano sobre su trama porque gran parte de su encanto reside en el ritmo sostenido de la narración y en las sorpresas que nos deparan historia y personajes en cada capítulo. Pese a que la autora mantiene la intriga hasta el emocionante final, a lo largo de la novela Zen Cho va resolviendo con gracia y originalidad los muchos misterios que envuelven al protagonista, Zacharias Wythe, y al origen de su inesperada compañera de aventuras, Prunella Gentleman, invitando al lector a seguirla en cada giro, siempre pendiente de ver asomar las orejitas a los dragones y otras criaturas mágicas. Con un estilo sobrio que fluye bien, Zen Cho hace un guiño a esa Inglaterra de Jonathan Strange y el señor Norrell, pero siempre desde una perspectiva mucho más ligera y menos oscura, pasando de puntillas por las implicaciones políticas de un período histórico en el que el país estaba sumido en las guerras napoleónicas y con un interesante enfoque de género al señalar la absurda discriminación que pesa sobre las brujas y hechiceras. En 2019, la autora publicó la siguiente entrega de la saga, The True Queen, y aquí estamos, esperando con impaciencia que llegue a nuestras manos para saber más de Prunella, de Zacharias, de Damerell y de Rollo, pero, sobre todo, porque queremos ver más dragones en los salones de té de la época.

Lector, para ti, que quieres más fantasía con dragones ambientada en época de Regencia.

También te gustará: Agencia Lockwood; Constable & Toop; Jonathan Strange y el señor Norrell

Compartir este contenido:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Esta entrada ha sido publicada en Blog y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a El hechicero de la corona, de Zen Cho

  1. Norah Bennett dijo:

    Hola. Pues no me convence mucho esta vez. Aunque haya mucho misterio y cosa rara que me gusta, lo cierto es que lo del tema magia no es lo mío. Me parece que este me lo voy a ahorrar. De vez en cuando también viene bien.
    Besos

    • Monica dijo:

      Pues sí, te lo agradecerá la pila. A mí es que me pirran los dragones y si encima está ambientado en época Regencia, pues ni te cuento. Eso sí, me hubiese gustado más sentido del humor y se nota que es el primero de una saga, así que aquí me tienes esperando más dragones. Besos.

  2. Nitocris dijo:

    Hola Mónica, veo que te ha gustado tanto como a mí. No había tenido en cuenta esa relación con Jonathan Strange, aunque claro no lo he leído, pero menos mal que ya lo he conseguido en oferta flash y a ver si tengo tiempo de ponerme con él…
    Un besazo

    • Monica dijo:

      Bueno, Jonathan Strange es más serio, más adulto, y trabaja muchísimo más el contexto histórico. Creo que «El hechicero de la corona» es más desenfadado y divertido, pero tienen en común esa magia y el mundo de las hadas en época de las guerras napoleóncias. Por cierto, espero que tengamos más de esta saga!! Besos.

  3. ¡Hola Mónica!, como suelen decir los ingleses: «Esta novela es mi taza de té «, vamos, que me chiflan estas historias de Regencia con elementos de fantasía.
    Muchas gracias por la reseña y darme a conocer esta novela y a su autora.
    Si te gustan este tipo de historias hay una saga (pero la pena es que esta en ingles no en español) de la autora Maria Grace la «Dragons series» y esta ambientada en Regencia con los personajes de «Orgullo y Prejuicio» (y también de «Persuasion») y salen dragones, sociedades secretas etc…te puede gustar. A mi me encanta aunque no la he leído entera porque ya llevan creo que diez novelas.

    • Monica dijo:

      Ostras, qué pasada lo que me cuentas de la saga de Maria Grace, no la conocía y le voy a echar un vistazo ya mismo. Me pasa como a ti, que magia y marco histórico me encantan y si además añades dragones en Gran Bretaña ya ni te cuento :-))) Besos.

  4. ¡Me llama! Las impresiones que estoy leyendo sobre este libro me están gustando mucho, me atrae bastante. También me gusta lo que cuentas tú, así que espero darle la oportunidad en algún momento. Un abrazo.

    • Monica dijo:

      Es muy ligero y divertido, creo que podría ser una buena lectura de vacaciones de verano, ya me dirás. Me he quedado con las ganas de ver más dragones, pero es que me parece que la autora tiene pensado seguir la saga, ojalá sea así. Besos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.