El nudo Windsor, de S. J. Bennett

Isabel II pasa unos días en el castillo de Windsor mientras se ultiman los preparativos para la celebración de su nonagésimo cumpleaños. A petición de su hijo Carlos, organiza una velada con algunos artistas y empresarios rusos, pero al día siguiente uno de ellos aparece muerto en su habitación en circunstancias escandalosas. Preocupados por que el asunto no llegue a la prensa, los servicios secretos británicos inician una investigación contrarreloj para resolver un asesinato que ha dejado en ridículo el sistema de seguridad del castillo de Windsor y la protección de su soberana. Sin embargo, Isabel no se siente satisfecha con las pesquisas y, con mucha discreción y la ayuda de su secretaria particular, inicia su propia investigación mientras continua ejerciendo de jefa de Estado.

«Rozie haría cualquier cosa que quisiera la jefa y sabía que la mayoría de los empleados de aquella casa sentían la misma predisposición que ella. No porque la reina fuera «la reina» sino por cómo era: una persona especial a quien se había encomendado una tarea casi imposible que había asumido sin quejarse nunca y que había llevado a cabo de manera extraordinaria durante más tiempo del que la mayoría de la gente de aquel país llevaba con vida. La adoraban. Obviamente, todos le tenían terror, pero su adoración era más poderosa que su miedo.«

S. J. Bennett es una novelista inglesa que durante su infancia y juventud vivió en Hong Kong, Berlín y Noruega. Su trayectoria literaria más destacada ha sido en el género juvenil, por la que ha sido galardonada con varios premios, y El nudo Windsor es su primera novela para adultos. Se trata de una historia detectivesca cuyo principal atractivo y punto ingenioso es que la investigadora es nada más y nada menos que la reina de Inglaterra, y aunque no va a convertirse en mi Bennett preferida —por delante van Arnold Bennett y Alan Bennett—, sí que me ha gustado por simpática, divertida y por su ambientación tan  british, a la que no le falta ni la cesta de picnic de Fortnums & Mason. Su aproximación a Isabel II está algo más mitificada que la de Alan Bennett en Una lectora nada común y aunque se acerca más al enfoque encantador de La reina de va de viaje, de William Kuhn, resulta más alegre.

La primera impresión de El nudo Windsor es que la autora tiene una prosa bonita que trasmite muy bien las emociones, como demuestra en el primer y en el último capítulo; la cuestión es que a lo largo de la novela ese estilo propio tan bonito se diluye un poco en función de la trama detectivesca, pero a cambio Bennett nos deleita con una ambientación encantadora en la campiña inglesa, en el castillo de Windsor y alrededor de la reina y su familia (no solo de sangre sino también todas las personas que la cuidan, la asisten, la ayudan y trabajan con ella). Si bien la investigación y resolución del asesinato me ha dejado un poco indiferente, he disfrutado muchísimo con los personajes, los detalles de la ambientación y por la oportunidad de asomarme a esa institución histórica que es la reina de Inglaterra. No sé si Isabel II es tan fabulosa como la retrata S. J. Bennett en esta novela, pero sin duda es un agente histórico que ha vivido e intervenido en los acontecimientos más cruciales del siglo XX y eso se refleja muy bien en El nudo Windsor.

Lector, si eres fan de lo british te va a encantar.

También te gustará: La reina se va de viaje; Una lectora nada común; Agatha Raisin y la quiche letal

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en los siguientes enlaces:
El nudo Windsor (en papel)
El nudo Windsor (para Kindle)

Compartir este contenido:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Esta entrada ha sido publicada en Blog y etiquetada como , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a El nudo Windsor, de S. J. Bennett

  1. MH dijo:

    Hola, guapa :)

    Leyéndote intuyo que te ha gustado sin entusiasmarte y que a ti lo que te ha molado es el tufillo british, el misterio te la ha repantinflado (lo que no dice nada bueno del misterio… jajaja). No sé, yo sigo con ganas de leerlo pero con la expectativas muy moderadas y sabiendo que no es la gran cosa (ni creo que lo pretenda tampoco). Ya te contaré cuando me haga con él.

    ¡Besote!

  2. Monica dijo:

    Qué bien me conoces :-)) Exactamente así: me ha gustado mucho la ambientación tan british y me he divertido mucho con las conversaciones de la reina con Felipe de Edimburgo, con sus amigos y ex-empleados y con todos esos detalles tan palaciegos. Pero la trama detectivesca meh. Tampoco quiero ser injusta con este libro, es divertido, entretenido y tiene un toque original por su protagonista, con lo que ya me siento a gusto con él. Besos.

  3. Margari dijo:

    No sé, no sé, que muy entusiasmada no te veo esta vez. Es de esos libros que si se cruzan, me puedo animar, pero si no…
    Besotes!!!

    • Monica dijo:

      Es verdad que la trama detectivesca es lo de menos, a mí lo que me ha gustado es tomar el té con la reina de Inglaterra XD Tienes razón, es una lectura entretenida y con un punto original, ya me contarás si te animas. Besos.

  4. Rosa dijo:

    Había visto más reseñas de esta novela y ya está en la lista eterna… Eso de que la reina de Inglaterra, tan peripuesta ella, se dedique a la actividad detectivesca ya es una nota de lo más original.
    Aunque el caso a investigar no sea de los mejores ni esté perfectamente resuelto, merece la pena. No creo que Isabel II sea tan genial como, al parecer, la pintan en la novela, pero ese ambiente y esos personajes atraen mucho.
    Un beso.

    • Monica dijo:

      Justo eso comentaba con mi amiga Marisa, con la que he leído esta novela, que dudábamos que la reina fuese tan maravillosa como la pintan aquí (es que hasta brilla). Pero sí que le da un punto muy original que ella sea la prota y sus conversaciones con Felipe de Edimburgo son la repera. Creo que para amantes de lo british está muy bien. Besos.

  5. Juan Carlos dijo:

    Querida Serendipia:
    Tú sí que eres fan de lo british, ¿verdad? El ambiente que presenta esta novela es -dices- lo que más te ha gustado. Detecto que la novela pertenece a la tendencia feelgood que tanto te agrada. Y creo que a mí también me gustará leerla para así desconectar de otras lecturas más densas y muchas veces pretenciosamente profundas.
    Muchas gracias por dar a conocer a esta nueva Bennett.
    Un beso

    • Monica dijo:

      Pues ahora que comentas lo de la nueva Bennett, te confieso que el libro me llamó la atención porque pensaba que era de Alan Bennett, pero no, es nueva Bennett, como bien apuntas. Creo que a los amantes de lo british les gustará y sí que tiene ese punto cozy de las novelas de misterio de Agatha Raisin, a ver qué te parece. Besos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.