Tocar las estrellas, de Katie Khan

Carys y Max flotan en el espacio, a la deriva, solo les queda unos noventa minutos de aire y ven como su nave se aleja lentamente de ellos. La inteligencia artificial a bordo del Laertes no puede salvarles, solo se tienen el uno al otro y las posibilidades de sobrevivir disminuyen con cada minuto que transcurre. Cuando Max desafió las normas de Europia no se imaginaba que todo acabaría así. Carys lo había cambiado todo: sus principios, su vida, su manera de pensar… Se había enamorado de ella, demasiado pronto, hasta un punto de no retorno. Sabía que juntos eran mejores, que ya no podían seguir adelante el uno sin el otro y sentirse vivos. Puede que su historia de amor no fuese épica en absoluto pero si a Max le daban a elegir entre no volver a ver a Carys a cambio de vivir en una privilegiada utopía o morir juntos en el espacio, él lo tenía muy claro.

“—¿En nombre de quién?
—De ningún dios, de ningún rey, de ningún país.
—¿En nombre de quién?
—En el mío propio.

Fantascy
Penguin Random House
Narrativa romántica, ciencia ficción, acción y aventuras
Fecha de publicación: febrero de 2018
ISBN: 9788401020926
Páginas: 336

Chico conoce a chica, se enamoran, desafían las leyes utópicas y les envían al espacio. Justo ahí, flotando en el espacio, a punto de morir, empieza la narración de Tocar las estrellas. Katie Khan alterna, con muy buen sentido del ritmo y de la trama, el presente crítico de los protagonistas al borde de la muerte con escenas de su pasado sobre su relación. Se le ofrece al lector un doble planteamiento: por un lado el suspense y la tensión del ultimátum en el espacio y, por otro, el ir descubriendo cómo se conocieron Carys y Max, cómo se enamoraron, por qué no pueden estar juntos, cómo han llegado hasta el Laertes

Tocar las estrellas es una historia distópica sobre dos personas que se enamoran pero también un ejercicio utópico sobre el futuro de nuestra civilización. En la novela, la guerra y la destrucción han asolado Estados Unidos y Oriente Próximo. La religión y las ansias imperialistas han reducido esos territorios a ruinas y sus supervivientes dependen de los voluntarios que viajan hasta allí para ayudar. Europa solo se salvó por la implantación del sistema de rotación constante de sus habitantes desde que cumplen siete años de edad: si nadie echa raíces en ningún país en concreto, si no se identifican con ninguna nacionalidad o cultura, se elimina el peligro de que en el futuro emprendan guerras a causa de su patria, de su rey o sus intereses nacionalistas. Ya no existen países sino vaivodas (unidades de administración territorial) y los habitantes de Europia (nombre del continente utópico en donde viven Max y Carys) nunca viven más de un par de años en el mismo vaivoda. El lema de Europia  es “Unidos en la diversidad”. Un lugar en donde se fomenta la individualidad para llegar a la excelencia.

Katie Khan entrelaza muy bien la historia de amor de sus dos protagonistas, los dilemas morales de una sociedad post-apocalíptica y la brillante solución de los supervivientes para no volver a repetir los peores errores de la historia de la humanidad. El resultado es una novela distinta y apasionante, que se disfruta por la belleza de algunas de sus escenas en el espacio, por la intensidad emocional de una historia de amor atípica y por el suspense que mantiene desde el inicio hasta el final; un final muy bien tramado, efectivo y bien estructurado, por cierto, pensado para sorprender (de verdad) al lector.

Lector, ¿no te intriga saber cómo terminará?

También te gustará: El año del diluvio; Las tres caras de la luna; Spin; El viajero

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en los siguientes enlaces:
Tocar las estrellas (en papel)
Tocar las estrellas (para Kindle)

Compartir este contenido:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Tocar las estrellas, de Katie Khan

  1. Jane Jubilada dijo:

    ¡Qué intriga! Otro apuntado.
    Por cierto, me han regalado por mi cumple 2 de los que has comentado: “La vida escondida entre los libros” y “El hombre que se fue a Marte porque quería estar solo” ¡Más contenta que me quedé! Ya empecé el primero y me está encantando.
    Un besote.

    • Monica dijo:

      Qué buenos regalos :-)) Me gustaron ambos, aunque el que me robó el corazón fue el del astronauta, qué le vamos a hacer… Este de “tocar las estrellas” te parecerá interesante por los planteamientos morales y la nueva sociedad que se crea tras el desastre de la destrucción bélica de medio planeta. Ya me contarás. Besos.

  2. Ana dijo:

    ¡qué curiosa la trama! Me ha llamado la atención y eso que con las distopías tengo una relación agridulce, me gustan y me dan miedo a la vez por lo reales que son aunque parezcan tan imposibles a veces.
    Un abrazo.

    • Monica dijo:

      Te entiendo, a mí me pasa con algunas distopías. Esta también parece bastante posible porque todavía son muy presentes las guerras por territorios, por recursos o por religión, que es lo que llevó al desastre al planeta en esta novela. Por eso me parecieron tan interesantes los puntos de partida de la nueva Europia: sin nacionalidades, cultura y religión universales, motivavión individualista, etc. Espero que te guste. Un abrazo.

  3. Marisa G. dijo:

    Yo con las distopías tengo mis reservas pero leyendo tu reseña, la verdad es que me ha apetecido conocer esta historia. Si no tuviera una montaña de lecturas que me miran con ojos golositos, me animaría con esta sin pensar. Besos

    • Monica dijo:

      Ostras sí, ni me hables de la pila de lecturas pendientes que me hacen ojitos desde la estantería, por no hablar del kindle… Creo que ni aunque tuviese un año sabático podría terminarlas todas porque no paro de comprar más y más libros. Mira, la semana pasada, por tu culpa, me llevé a casa el de “Los desertores de Oxford Street”. Besos.

  4. RO dijo:

    Pues con este tengo mis dudas. De momento no me lo anoto. Un besote!

  5. Nitocris dijo:

    Hola guapa, la verdad es que no quería llevarme muchos libros este año porque quería sacarme bastante de los pendientes… pero has conseguido picarme con este… si puedo me hago con él.
    Un besazo

    • Monica dijo:

      Uy, eso nos pasa a todos los lectores con blogs, que intentamos no llevarnos ninguno de otros blogs porque tenemos una pila pendiente que da miedo pero… Al final siempre caemos XD Es nuestra maldición. Este es de los que se leen rápido porque es super entretenido, tiene suspense y engancha. Besos.

  6. Uy, qué sorpresa encontrarse este libro por aquí… no sé por qué esperaba algo con menos chicha y me ha sorprendido mucho lo que cuentas. ¿Sería posible algo como Europia? Es que casi me llama más todo ese tema que la historia de amor y el por qué han acabado en la nave, aunque si lo del final lo cuentas así, si de verdad sorprende (qué repetitiva estoy hoy con las “sorpresas”), pues otro más que hay que apuntar.

    Yo no doy pa’más, en serio… jajaja. Esta Semana Santa voy a hacer una limieza de estanterías de las que meten miedo, porque como no duerma encima de ellos, ya no sé dónde meter tanto libro.

    ¡Besote!

    • Monica dijo:

      A mí lo que me llamó la atención fue ese planteamiento tan inteligente de la autora: ¿por qué se libran las guerras? por intereses nacionalistas, imperialista, por la religión y los recursos. Si eliminamos el sentimiento de pertenencia a una cultura, a una nación, a una religión, etc. porque desde pequeños hemos vivido en todas partes conociendo a muchísimas personas de otras etnias, culturas e idiomas ¿qué tenemos? pues personas con amplitud de miras, acostumbrados a comunicarse sin fronteras, sin prejuicios de raza o religión. No me digas que no te parece interesante. A ver, que sí, que luego está toda la historia de amor que es bastante bonita (y no cae en la sensiblería fácil), pero a mí me pilló por lo otro.
      Estamos igual con el tema estanterías y no hago más que pensar que en nada llega Sant Jordi XD Besotes.

  7. Norah Bennett dijo:

    Pues claro que me intriga y es por eso que voy a ir a la librería a leer el final, vamos, cómo se te ocurre dejarnos así… Pero el resto de la novela no es para mí, menudo mundo horrible y cruel. Vale que a veces la cosa pinta bastante mal pero yo todavía confió en el ser humano, no en todos, vale, pero sí en algunos y creo que esto puede mejorar.
    Besos

    • Monica dijo:

      ¡Jajajajaja! Te imagino ahí en la librería, leyendo a toda prisa para saber el final XD Pues ten cuidado porque tiene doble fondo, y ya no puedo contar más, eso significa que tendrás que leer los cuatro últimos capítulos. Te van a echar de la librería!!! Jajajajajajaja!!!
      De este me quedo con la idea de la distopía y la segunda oportunidad del mundo de los hombres, que me parece muy interesante y que no estaría mal que tomásemos nota porque no es tan descabellada. Besos.

      • Norah Bennett dijo:

        Pues me leí solo el último y creo que más o menos me he enterado. Es un poco lo de cuelga tú primero. Maldito corrector, me hace poner faltas en casi todos los comentarios, parezco un adolescente.
        Igual otro día leo otro.
        Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.