Fuera del mapa, de Alastair Bonnett

Lugares borrados del mapa, como Arne, una aldea británica que se sacrificó como señuelo de los bombardeos alemanes durante la Segunda Guerra Mundial para salvar otros núcleos habitados. Paisajes de tiempo, como los jardines del siglo XVII que cultiva Alan Sorfist en Nueva York. Geografías ocultas como los laberintos subterráneos de Minneapolis, lugar de aventuras para los exploradores urbanos. Comunidades invisibles y aisladas, como los habitantes del cementerio de Manila o el último reducto indígena de la Isla Sentinel del Norte. Tierras de nadie como los puestos fronterizos o asentamientos no reconocidos por ningún gobierno o nación sobre la Tierra. Ciudades muertas, como Chernóbil, que no podrá volver a ser habitada por el hombre hasta dentro de 900 años pero cuya flora y fauna ha proliferado a pesar y precisamente por eso. La geoamnesia de los lugares que olvidamos por la guerra que los borró del mapa, que nadie reconoce por vergüenza y horror. Espacios de excepción como el puerto franco de Ginebra, el edificio más valioso del planeta. Islas flotantes de basura, de espuma artificial, de piedra pómez.

Los lugares no son simples cosas, no son lápices ni regaderas, algo que podamos tirar o reemplazar despreocupadamente. La ferocidad y el ingenio con que la gente se aferra a los lugares que les importan demuestra que estos son un rasgo definitorio de su identidad y que perder el lugar al que uno pertenece puede parecerse a perderlo todo.

Dice Alastair Bonnett que somos una especie que amamos los lugares, que nos fascinan los lugares, que somos capaces de dar significado a cualquier lugar, por extraño, extremo o minúsculo que este sea. Bonnett, fascinado por la excentricidad de los lugares más peculiares del planeta, nos trae Fuera del mapa, un libro maravilloso que cuenta, a ritmo de anécdota histórica, las singularidades de los espacios que creamos los humanos.

Fuera del mapa me ha enamorado por diversas razones: por la estupenda prosa del autor, por su sentido del humor, por su mirada amable y esperanzadora pese a que el ser humano no siempre modifica su entorno para bien, por la gracia y lo ameno de las anécdotas, por las curiosidades, por esa esencia de nostálgica aventura que tienen todas las historias que  nos convierten en exploradores de lo desconocido… Pero sobre todo me ha gustado porque son pequeñas lecciones de Historia, maravillosas, breves y curiosas. Alastair Bonnett nos ofrece una mirada extraordinaria y diferente a los rincones más especiales del Planeta y nos enamora con su forma de ver, de contar, de explorar y llevarnos con él. Y aunque Blackie Books nos advierta de que este libro no es una guía de viajes, a mí sí que me lo parece: una guía maravillosa por pequeños pedacitos de Historia de los lugares más recónditos y peculiares.

Lector, lugares de este mundo que parecen de otro planeta.

Encontré esta delicia de lectura en casa de Marina Ortega, Cargada con libros. Gracias por el descubrimiento.

También te gustará: En el mapa (próximamente en Serendipia); Postdata. Curiosa historia de la correspondencia; Viajes y exploraciones en el África del Sur; Viajes con Hérodoto; El libro de la madera

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
Fuera del mapa

Compartir este contenido:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a Fuera del mapa, de Alastair Bonnett

  1. Anónimo dijo:

    Este lo quiero y lo tuve en mi lista para el día del libro. Me gusta mucho la idea aunque no me imaginaba que fuera tan divertido. Aunque no he tenido claro si son sitios reales o imaginarios.
    Blackie es una auténtica ruina para nosotros. Menos mal que a veces las biblios ayudan.
    Besos

    • Monica dijo:

      No es que sea divertido, es que el autor tiene mucha gracia y salero contando anécdotas sobre lugares. Se nota que es una investigación que le apasiona, pero es que también sabe contarlo muy bien. Sí es que cierto lo de la ruina de Blackie Books, sí…

  2. Margari dijo:

    El ser humano rara vez modifica su entorno para bien.. Por desgracia… Curioso este libro. NO lo conocía y aunque no es lo que suelo leer, me has tentado. Creo que me gustaría.
    Besotes!!

    • Monica dijo:

      Ay, sí, es la reflexión inevitable cuando te das cuenta de que la mayoría de sitios que aparecen en este libro son aldeas acosadas por gobiernos, o manchas gigantes de basura, o contaminación, o alteración fea del paisaje… pero luego también encuentras pequeñas maravillas y la voluntad de seres humanos aferrados a lugares especiales. Yo también creo que te gustará. Besos.

  3. Jan Arimany dijo:

    Este es un magnífico ejemplo de cómo una reseña estupenda puede hacer que quieras leer una novela que no te había llamado la atención. Por reseñas como esta me encanta la blogosfera literaria. Gracias.

    • Monica dijo:

      Mil gracias, Jan, viniendo de ti, el rey de las reseñas fabulosas, me siento muy halagada. Yo también creo que las buenas reseñas sirven justo para esto, para resaltar pequeñas joyas literarias que nunca hubiésemos considerado leer, para dar visibilidad a la pasión de estos lectores que somos, cazadores de tesoros. No sé si te ocurre, pero a veces tengo la sensación de hablar sola y me entran ganas de ahorrarme la molestia de escribir sobre libros. Pero luego leo los comentarios de otros compañeros lectores y, aunque hubiese uno solo por reseña, entiendo que no estoy sola, que alguien se lee estas palabras, que las aprecian y valoran en su justa medida. Un beso grande y gracias a ti.

  4. Jane Jubilada dijo:

    Qué libro más curioso. Dentro de poco iba a hablar de algo parecido, de lugares a los que nunca iré pero que parece como si los conociera, como si formaran parte de mí. Qué mundo este, tan ancho y entrañable…

    • Monica dijo:

      Aish, pues estaré atenta a esa entrada que me anuncias 😉 Te recomiendo este curioso libro, creo que las lectoras romanticistas siempre estamos preparadas para calarnos el salacot y salir a explorar lugares maravillosos e inesperados. Besos.

  5. Nitocris dijo:

    Hola guapa, la verdad es que me picas la curiosidad. No sé si me haré con él, pero no es un libro que descarte.
    Un besazo

    • Monica dijo:

      Uy, es que es justo eso: un libro muy curioso, no me extraña que te tiente 😉 Yo sí que te lo recomiendo, es distinto y viene muy bien para “airearse” un poco entre novela de ficción y novela de ficción. Besos.

  6. Marisa G. dijo:

    Reservoir Books tiene libros fantásticos. Tiene buena pinta este. Besos

  7. Inquilinas Netherfield dijo:

    Qué ganitas tenía de leerte la reseña, aunque ya partía con la ventaja de la recomendación y sabía que iba a ser de apuntarlo y salir corriendo a por él :). Las guías pueden ser de muchos tipos y condición mientras cumplan su función de ofrecer información sobre algo; y los viajes, qué te voy a contar… Ya se guardarán bien de decir que esto no es una guía de viajes… jajaja.

    Ahora queda esperar a tu opinión sobre “En el mapa”. Creas necesidades, que lo sepas :))

    ¡Besote!

    • Monica dijo:

      Pues pensé justo eso, que sí era una guía de viajes. Una guía fabulosa y romántica (de los románticos del XIX, tú ya me entiendes) para los viajeros como nosotras. Ya sabes que me gusta leer ensayo, y cuánto más excéntrico mejor, viene genial para hacer pausa entre tanta ficción. En cuanto me lea el de “En el mapa”, te cuento, pero lo he dejado en segundo lugar porque ya he leído antes a Simon Garfield (“Postdata. Curiosa historia de la correspondencia”) y ya sé que me va a encantar (lo dejé al final para quitarme el mal sabor de boca si “Fuera del mapa” resultaba un churro).
      Y si crees que con esta reseña te he creado necesidad, espera a ver la de la semana que viene 😉 Besos.

  8. Carla dijo:

    Me encanta este libro, creo que es de los que enamoran, ya le he echado el ojo tanto para mi como para un regalo, seguro que acierto.
    Besos

    • Monica dijo:

      Pues yo también creo que es un acierto, y gracias por hacerme caer en lo de regalarlo: a veces me apetece regalar libros pero que no sean la típica novela y este es tan peculiar que me encanta también para regalar. Besos.

  9. Buscando mi equilibrio dijo:

    Me gusta muchísimo Blackie Books, pero esta vez no sé si termina de convencerme… Le echaré el ojo en la librería, y decido.
    Besos.

    • Monica dijo:

      Blackie siempre sorprende, su catálogo es muy especial y tiene libros diametralmente opuestos unos de otros, por eso no siempre me convencen todos los títulos. Aunque sí tienen algo en común: te gusten o no, son grandes libros. Besotes.

  10. Monica dijo:

    Uy, es que es justo eso: un libro muy curioso, no me extraña que te tiente 😉 Yo sí que te lo recomiendo, es distinto y viene muy bien para “airearse” un poco entre novela de ficción y novela de ficción. Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.