Guía para asesinos sobre el amor y la traición, de Virginia Boecker

Octubre, 1601, Cornualles. Richard Arundell, noble al servicio de la reina Elisabeth es asaltado en su casa acusado de prácticas católicas. Su única hija, Katherine, logra huir disfrazada de muchacho y acompañada por uno de los mozos de cuadra de su padre. La única oportunidad que tiene para sobrevivir, y vengarse, en el caótico y peligroso Londres, es contactar con sir Catesby y unirse a su complot católico para derrocar a la reina. Tobias Ellis, espía al servicio de su majestad, es requerido por George Carey, Lord Chambelán, para que le ayude a descubrir a los nobles católicos antes de que atenten contra la vida de la soberana. Cuando la reina le encarga a William Shakespeare una nueva obra para la noche de Reyes, Ellis aprovecha la oportunidad para tender una trampa a los conspiradores: con hábiles maniobras se asegura de que el posible regicida participe en la obra de teatro del famoso dramaturgo.

«Katherine Arundell era devota, callada, obediente y siempre, siempre tenía miedo. En el momento en el que me convertí en Kit Alban, empecé a ser alguien distinto. Alguien que no pedía permiso para hablar o actuar; alguien que decía y hacía exactamente lo que quería y no lo que se esperaba de él. Alguien que por fin se sintió con permiso para decidir quién quería ser en realidad.«

;

Es la primera vez que leo una novela de Virginia Boecker y confieso que fue porque me encantó ese título tan espectacular y lleno de promesas —desde Moriré besando a Simon Snow que no me había cautivado tanto el título de una novela— y porque en la sinopsis me anunciaban que salía William Shakespeare. Además, las críticas hablaban de una buena ficción histórica y de un thriller político, ¿y qué historiadora puede resistirse a todo eso? Yo no, desde luego. Por todo esto y mucho más (que ahora os explico) me lo he pasado en grande con Guía para asesinos sobre el amor y la traición (¿a qué el título mola?).

Virginia Boecker mezcla con acierto personajes históricos reales con sus protagonistas de ficción para afianzar un estupendo contexto histórico en el Londres de 1601, bajo el dominio de la última reina Tudor, Elisabeth I, la reina virgen. Acaban de ajusticiar a Essex por conspirar para asesinar a la monarca, así que los ánimos están bastante encendidos contra los católicos. Por suerte, el Lord Chambelán tiene a sus órdenes al mejor de los espías, Tobias Ellis, discípulo del fallecido Christopher Marlowe, al que no se le ocurre otra cosa que protagonizar Noche de Reyes, de William Shakespeare, para cazar a los nuevos conspiradores y, de paso, volver loco al pobre Bardo. Y si Ellis es Orsino, Katherine/Kit será Violet. ¿Os suena? Para mí, esta historia tiene agradables ecos de Shakespeare in love, esa peli de John Madden tan divertida sobre una chica que se hace pasar por chico para interpretar a una chica en una obra de teatro de Will.

En 1601, la mujeres no podían subirse a un escenario (iba a decir que no podían ser actrices, pero con todo lo que tenían que fingir en esa época mejor pongo lo del escenario); tampoco es que pudiesen hacer demasiadas cosas a parte de obedecer en todo a los hombres, por eso Katherine Arundell, la protagonista, siente la libertad de hacerse pasar por un chico. Y este es uno de los puntos fuertes del personaje, que además de sus remordimientos, tristeza y confusión, descubre por vez primera lo que es vivir sin miedo, moverse por la ciudad totalmente a su aire por el simple hecho de llevar pantalones. Toby Ellis, el espía, ya es un personaje interesante desde la primera página, por todos los secretos que maneja, sus habilidades de espía y sus ansias de libertad.

«—Los escritores son seres inseguros y temperamentales. Me atrevería a decir que son más complicados que las reinas.«

La situación política está magníficamente explicada y los personajes reales, así como el Londres de principios del siglo XVII, muy bien documentados. Me ha gustado especialmente toda la trama teatral, con William Shakespeare y los actores del Lord Chambelán (Burbage y las escenas de taberna, los ensayos…), los tramoyistas, The Globe y The Rose, el caos entre bambalinas, Orsino y Violet… El suspense a cargo de la conspiración, la situación política y la trama teatral, en mi opinión, hacen de esta novela una historia interesante, entretenida y curiosa que te invita a leer hasta el final. Aunque también me ha parecido muy acertado que Boecker no entrase en disquisiciones morales o religiosas: no victimiza ni a católicos ni a protestantes, y además hace una reflexión muy interesante sobre la Inquisición y el ojo por ojo.

«—Tengo la teoría de que nadie que sea feliz decide ser escritor (…). Y menos para escribir poemas. No cuando todos giran alrededor de la muerte inesperada y el amor no correspondido y el deseo insatisfecho.»

He leído en algunas reseñas que acusan a la historia de amor entre los protagonistas de demasiado forzada. No me lo ha parecido, pienso que se desarrolla con naturalidad y resulta creíble (y bonita), el problema, quizás, es que no hacía falta ninguna historia de amor en esta intriga histórico-política de espionaje. Hubiese funcionado igual de bien sin ella. Sin embargo, me imagino a la editora de la señora Boecker insistiendo «Debe haber una historia de amor. Es imprescindible. El amor mueve el mundo. El amor vende novelas. Pon la historia de amor y así enganchamos también a tus lectores young adult.» Porque, así entre nosotros, Guía para asesinos sobre el amor y la traición la recomendaría como lectura adulta pero, en parte por culpa del cuelgue amoroso, también encaja en la categoría de young adult.

Lector, una entretenidísima incursión en el Londres de 1601, salve regina Elizabeth, con Will tan genial como nos lo imaginamos.

También te gustará: Las verdaderas confesiones de Charlotte Doyle; Un cuento oscuro; El emperador destronado

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en el siguiente enlace:
Guía para asesinos sobre el amor y la traición

Compartir este contenido:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Guía para asesinos sobre el amor y la traición, de Virginia Boecker

  1. Nitocris dijo:

    Hola guapa, me recuerda a dos novelas que tengo en casa, una trata también sobre un espía en la corte de Isabel I: Forcada, un espía español al servicio de Felipe II: El secreto de la reina virgen de Carlos Carnicer (no te cuento de qué va porque lo leí hace mucho y lo recuerdo poco, igual es ocasión de releerlo). Y también, aunque el argumento no tiene nada que ver a Sepultado con sus huesos de Jennifer Lee Carrel, sobre unos secretos en los manuscritos de Shakespeare, creo…
    Aparte de todo ya sabes que a mí lo de los título llamativos me llama, recuerda que leí Moriré besando a Simon Snow gracias al título, y porque te lo vi a ti… Así que este me lo apunto.
    Un besazo

    • Monica dijo:

      ¡Sí! Coincidimos en nuestra atracción por los títulos excéntricos, ¡es que son irresistibles! Jajajajaja. No suelo leer novela história, me pone muy nerviosa, son manías mías. Pero sí que me gustan las novelas de aventuras y con suspense y me parece que esta conjuga muy bien toda la trama histórica (Will incluído) con la tensión de la protagonista. Besos.

  2. Margari dijo:

    PUes no me sonaba de nada. Y tiene pinta de que la disfrutaría mucho, así que apuntada queda.
    Besotes!!!

    • Monica dijo:

      Es muy entretenida, eso seguro. Parece que haga un poquito equilibrio entre lectores young adult y juvenil (de ahí la historia de amor un poco gratuita), pero a mí me ha mantenido pegada a sus páginas. Te la recomiendo. Besos.

  3. Norah Bennett dijo:

    Editores dando por saco a los autores, muy mal. Normal que si es algo accesorio haya gente que lo considere forzado.
    Yendo al libro en sí, parece interesante y entretenido pero la época y el contexto no me llaman especialmente la atención. Esta vez no me apunto.
    Besos

    • Monica dijo:

      ¡Jajajajaja! Te he visto en casa de Lesincele (gracias por la mención), así que ya sé que de esta pasas total. No se puede estar a todas. Tú me acabas de crear una necesidad con «El árbol de las mentiras», si supieras la de tiempo que llevo dudando de sí o no con esa novela… Desde que salió publicada en castellano. Besotes!!!

  4. Carla dijo:

    Me voy con reticencias, pero por la trama en sí, no se si lo que más me apetece ahora mismo es éste género, la verdad
    Besos

    • Monica dijo:

      Os la recomiendo porque me ha parecido entretenida y además un soplo de aire fresco en este género. La ambientación es estupenda y si te gusta el mundo del teatro en época isabelina y tienes curiosidad por ver qué hace Shakespeare por ahí, es estupenda. Pero cada lectura requiere su momento, cierto. Besotes.

  5. MH dijo:

    Yo voy en dirección contraria a Norah, TODO en este libro me llama, bien lo sabes… jajaja.

    La época, Shakespeare, la trama, el mundillo isabelino… No me da la vida para todo lo que quiero leer, pero este caerá más pronto que tarde. Lo de la trama amorosa es un hándicap que tienen muchas novelas, que la incluyen sin necesitarlo, y a veces dudo si es cosa del editor o del propio autor que piensa que así interesará más al editor. Es la pescadilla que se muerde la cola 🙂

    Y acabo de recordar que tengo otro libro relacionado con Shakespeare pendiente de leer en la estantería… Lo que yo digo, se me acumulan :((

    ¡Besote!

    • Monica dijo:

      Esta es muy entretenida y te servirá para desconectar entre novelas más densas, casi se lee en un suspiro, pese a ser larga. Lo digo porque no es una trama especialmente complicada y además es muy divertido seguir las peripecias de Shakespeare. La reflexión de la prota sobre las limitaciones de su sexo en la época son interesantes y se agradece que la autora no vaya con moralejas religiosas. Y la historia de amor, pues es lo que dices, que quizás sea requisito del género o de los editores, pero tampoco es especialmente molesta, solo superflua. Besos.

  6. Aylavella dijo:

    Cierto, el título mola mucho 😉
    En cuanto a la historia, me gusta las novelas en las que mezclan historia, traición, política, etc. Así que me la llevo bien apuntada, que me fio de tus recomendaciones.
    Besos

    • Monica dijo:

      Uy, ahora me siento responsable… ¡jajajajaja! A ver, no te esperes una super novela: la trama es sencilla. Pero sí que tiene ese punto de frescura que cuesta encontrar en las novelas juveniles o young adult actuales: el thriller político mola, la condición de la chica disfrazada de chico en un siglo en donde las mujeres no pintaban nada (qué ironía siendo la reina Elizabeth I, ya ves), ese Londres de 1601, Will y sus tejemanejes con «Noche de Reyes»… Nada, no me enrollo, que me ha molado y ya está. Y que me cuentes qué te parece XD Besos.

  7. Ana Bolox dijo:

    El título tiene su aquel, desde luego, pero la portada también. Así, de primeras, me ha recordado (aunque de lejos) a las que tenían las historias de capa y espada que leía en mi infancia tardía e inicios de adolescencia. ¿Thriller histórico y British? Me lo apunto, aunque a fuer de ser franca he de reconocer que en aquellos tiempos lejanos de mi post-infancia y mi pre-adolescencia, las novelas de capa y espada eran sobre todo francesas. Anotada en cualquier caso por si hubiera ocasión de leerla 🙂

    • Monica dijo:

      Ya sabes que me dan alergia las novelas históricas, pero si vienen así, con capa y espada (como tú bien dices), con Will, ambiente teatral, chica que se hace pasar por chico y Londres de la última reina Tudor, pues me ha convencido. Es muy entretenida y distinta, sencilla pero con un toque muy atractivo por todo lo dicho 😉 Si te animas, me cuenta, como le decía a Ayla. Besos.

  8. Roberto dijo:

    Ya de por si el título de la novela es intrigante. No perderé tiempo en agendarla para que sea una de mis próximas lecturas.
    Besos Monica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.