Piso compartido, de Ana Flecha Marco

Cinco amigas acogen con alegría a una joven en un piso en donde cabe la nostalgia y el recuerdo, pero sobre todo la amistad, el humor, la valentía y la voz de quienes no siempre pudieron elevarla lo suficiente. Peluquería clandestina, la hora del café, una biblioteca de palabras para que no se pierdan en el recuerdo y la conversación extraordinaria de seis mujeres que son nuestras amigas, abuelas, madres, hermanas. Que son nuestra historia.

«El filandón es una tradición que sigue viva principalmente en la provincia de León. Me lo explica Olvido, que es la que importó esa costumbre a esta casa. Filandón viene de hilar, pues eso es lo que hacían las mujeres que se reunían en una casa después de cenar, mientras contaban historias al calor de la lumbre. En esta casa no se hila, pero sí se borda, se teje y se remienda.
Esto de reunirnos a charlar y a hacer labores después de la cena lo llevamos haciendo toda la vida, pero fue Olvido la que le puso el nombre y las cosas solo existen cuando se las nombra (…).«

Ana Flecha Marco es una escritora leonesa tocada con el don de saber contar a través de las palabras y las ilustraciones, de la traducción y la música. Conocía su nombre de haber leído un ensayo ilustrado por ella, 20 buenísimas razones para no leer nunca más, de Pierre Ménard, aunque este Piso compartido ha sido mi primer encuentro con su prosa. Qué difícil reseñar esta obra, de apenas un centenar de páginas, en la que la única trama son sus personajes y en donde la historia más importante es el estilazo que se marca la autora.

Piso compartido me lo recomendó Marta Marne en Instagram y le hice caso porque, para sorpresa mutua (ella tan de negra y yo tan de blanca), a menudo coincidimos en gustos lectores. Y al terminar de leer a Ana Flecha Marco, caes en la cuenta de que cuando una autora nos regala con un estilo tan bonito, ingenioso y brillante, apenas importa qué género literario tenemos entre las manos. Me han gustado estas protagonistas, su historia, su risa, sus locas rutinas y este piso compartido, pero lo que me ha enamorado es el ritmo gramatical, la metáfora y el pulso, personalísimo, de su autora. Belleza, paz y originalidad.

Lectora, lee a Ana Flecha Marco y me cuentas.

También te gustará: Alice; Cómo comportarse en la multitud; Clima

Esta entrada ha sido publicada en Blog y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Piso compartido, de Ana Flecha Marco

  1. Nitocris dijo:

    Hola Mónica, pues está muy bien que personas con gustos diferentes al final encuentren una lectura común que compartir…
    Bonita historia.
    Un besazo

  2. Rosa Berros dijo:

    Vaya, una escritora leonesa que no conocía. Cómo he perdido noción de los autores de mi tierra. Hace cuarenta años los controlaba a todos.
    Ya me había llamado la atención lo del filandón antes de saber que la autora era leonesa. hay una película de 1984 que se titula así y está basada en cinco relatos de autores leoneses, concretamente, Luis Mateo Díez, Pedro Trapiello, Antonio Pereira, José María Merino y Julio Llamazares. En esa época los controlaba de maravilla como te decía.
    A Marta Marne la sigo en su podcast Hora de la muerte.
    Libro anotado.

  3. Margari dijo:

    Cuando una obra es buena, no importa el género. Se disfruta. Tomo nota, que no la conocía.
    Besotes!!!

  4. Pius dijo:

    Hola Mónica.
    Quiero expresarte mi más sincero agradecimiento por haberme introducido a «Piso Compartido» y a su autora, Ana Flecha Marco. Gracias a tu recomendación, he tenido el placer de sumergirme en esta obra que ha llenado mis noches de lectura de risas y reflexiones sobre los detalles de la vida cotidiana. Tu generosidad al compartir tus descubrimientos literarios están enriquecido mi vida. ¡Gracias, Mónica, por compartir conmigo este maravilloso libro y por ser una fuente constante de inspiración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo excedido. Por favor complete el captcha otra vez más.