Archivo de la etiqueta: Fantasía

Como desees, de Cary Elwes

El actor británico Cary Elwes tenía 23 años y estaba rodando una película independiente en Berlín cuando Rob Reiner (director) y Andy Scheinman (productor y ayudante de dirección) le propusieron el papel de Westley en la adaptación cinematográfica de La princesa prometida. Tras meditarlo mucho, Elwes acababa de rechazar un año de residente en la Royal Shakespeare Company y rodar en Berlín no parecía buena idea en pleno incidente de Chernóbil. Varias productoras norteamericanas habían rechazado durante años el genial guion de William Goldman, autor de la novela, porque a Hollywood le gustan las películas que se etiquetan con facilidad y La princesa prometida no cumplía ese requisito: aventuras, amor, humor, fantasía, para niños y adultos,… Era todas esas cosas y muchas más. Reiner y Scheinman, con el modesto presupuesto de una producción independiente y toda la ilusión del mundo, se plantaron en Berlín en busca de su Westley y, el resto, es una maravillosa historia que Cary Elwes nos cuenta con mucho encanto y complicidad en Como desees.

«Era alta y esbelta, con el pelo rubio y largo y unos enormes y expresivos ojos azules. En dos palabras: era hermosa. También era muy joven, como pronto descubriría, apenas tenía veinte años, y sentí una ligera sensación de alivio al no ser la persona más joven de la película (sin contar a Fred Savage).
Nunca olvidaré el momento en el que Rob nos presentó.
—Cary —dijo—. Esta es Robin. ¡Interpreta a Buttercup! La chica de la que te vas a enamorar.«

La edición es preciosa, contiene un póster diseñado por Shepard Fairey y fotografías en color del rodaje, además de comentarios de los protagonistas de la película.

Ático de los libros
Páginas: 264
ISBN: 978-84-17743-17-8
Fecha de publicación: 27 de noviembre de 2019

Como desees es el libro que escribió Cary Elwes sobre las anécdotas del rodaje de La princesa prometida (Rob Reiner, 1987) y las impresiones de muchos de los que participaron. Y eso es lo que vais a encontrar en esta preciosa lectura, un montón de recuerdos extraordinarios sobre la filmación, los actores, el director, los nervios enfermizos de William Goldman y las locuras de Billy Cristal. Elwes relata con mucho carisma, encanto y sentido del humor, cómo empezó todo, desde el fabuloso guion adaptado de Goldman hasta la tibia acogida por parte del público en su estreno, pasando por el casting de los actores, el vestuario, el entrenamiento con espadas, etc.

Con una prosa ágil y muchísimo sentido del humor, Elwes tiene el acierto de trasmitir la calidez y el ambiente tan mágico que reinaba en los sets de grabación como un reflejo de la magia que desprendía la novela. Cuando Reiner y Scheinman buscaban a Westley, tenían en mente a un joven Douglas Fairbanks, a un Errol Flynn, pero con la suficiente sensibilidad cómica como para dotar de fina ironía y sutil humor un papel serio de héroe clásico. Ese carisma de Elwes, esa inteligencia con su puntito de humor british, presente también en su manera de contar y recordar, convierte Como desees en una lectura tan divertida y agradable que te da mucha pena cuando se termina (como les sucedió a los actores y al resto del equipo cuando finalizó el rodaje).

Me ha gustado curiosear sobre qué actores se habían barajado inicialmente para algunos personajes (Colin Firth para Westley o Arnold Schwarzenegger para Fezzik), la escena en la que Cary y Robin se conocen y él se queda atontado y no da pie con bola, deslumbrado por la belleza y naturalidad de ella, o cómo Goldman se cargó varias tomas por culpa de los nervios. Como soy una loca de la adaptación cinematográfica de Peter Jackson de El señor de los anillos, conocía a Bob Anderson como el campeón olímpico de esgrima y maestro espadero que entrenó a Aragorn, pero no sabía que él había sido uno de los artífices de «El mayor duelo de espadas de la era moderna» en La princesa prometida. He disfrutado especialmente de los capítulos dedicados al entrenamiento y estudio con la espada para que Mandy Patinkin, como Íñigo Montoya, y Cary, como Westley, ejecutaran sin necesidad de dobles una de las escenas de esgrima más espectaculares de todos los tiempos. Creo que os gustará.

Lector, la novela tenía magia, la película tenía magia y este libro de memorias sobre ambos es puro amor… y magia. No te lo pierdas.

También te gustará: La princesa prometida

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
Publicado en Blog | Etiquetado , , , , | 13 comentarios

Los archivos de Van Helsing, de Xavier B. Fernández

Abraham van Helsing, sacerdote jesuita, erudito teólogo, psicólogo y exorcista, está convencido de que dios no existe, pero el mal sí. A lo largo de toda su vida, desde la ocupación nazi de Polonia hasta los abusos pederastas de los sacerdotes católicos en el siglo XXI, pasando por masacres y genocidios de toda condición, ha contemplado la existencia del mal y cómo dios callaba y permitía todo ese mal. Pero si el trono del cielo está vacío, no ocurre lo mismo con el del infierno: el diablo existe y hubo un tiempo en el que caminó sobre la tierra; el padre Van Helsing era solo un niño cuando lo conoció en un gueto de Varsovia. Convencido por su experiencia y por los extensos archivos de su familia, el sacerdote y psicólogo se ha convertido en guardián de la llave que permitiría el regreso del diablo, el regreso de lo que está muerto y no puede morir. Inquieto, Abraham van Helsing lee en la prensa una noticia escalofriante ocurrida en las playas de Barcelona y acude a la entrevista cuando uno de los implicados dice tener un mensaje para él: el Maestro está a punto de volver.

«—Mira bien esta espada. Observa que, como todas, tiene forma de cruz. Eso es porque la espada representa a Cristo, quien dijo que no había venido a traer paz, sino espada. Pues bien, esa espada, como todas, sirve para distinguir al buen cristiano del hereje. Y esa distinción se efectúa así: el buen cristiano es el que está del lado de la empuñadura, y el hereje es que está del lado del filo.«

«Si el bien es dar a los demás más de lo que recibes de ellos, y el bien absoluto es darlo todo por los demás sin esperar nada a cambio, el mal es extraer de los demás más de lo que les proporcionas, y el mal absoluto es cogerlo todo de los demás sin dar nada en contrapartida. Como hace un vampiro, la metáfora más perfecta del mal absoluto.«

Xavier B. Fernández (Barcelona, 1960), periodista, guionista y novelista, nos ofrece en Los archivos de Van Helsing un magnífico homenaje a Drácula de Bram Stoker, escrito también al estilo epistolar y documental de la obra más célebre de Stoker. Una ficción de fragmentos de prensa, diarios íntimos, memorándums, cartas, correos electrónicos y declaraciones que construyen una narración extraordinaria y muy bien urdida alrededor del no muerto más famoso de la literatura y su incansable dinastía de cazadores. Pero no confunda el lector tal homenaje con falta de iniciativa del autor, pues esta novela tiene detrás un trabajo de documentación gigantesco y unos personajes destacables por su complejidad y por la particular interpretación de Xavier B. Fernández.

«Los hombres ofenden antes al que aman que al que temen, porque cuentan con que el que los ama lo perdone. Por eso el gobernante no debe inspirar amor, sino temor.«

He disfrutado muchísimo de la lectura de esta novela de más de quinientas páginas, que me he hizo saltarme mi cuidadosa pila de #LeoAutoraOct y que me mantuvo insomne durante unos cuantos días. Me ha gustado especialmente el diario de Vlad Tepes, príncipe de Valaquia, por la vuelta de tuerca que Xavier B. Fernández le da al personaje histórico y literario, y por la voz del personaje en sí. También me ha encantado ir recogiendo los guiños cómplices a clásicos del terror (como Carmilla, de Sheridan Le Fanu, El necronomicón, de H. P. Lovecraft, Frankenstein, de Mary Shelley, o El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde, de Robert Louis Stevenson, entre muchos otros), el cameo de personajes históricos reales, como la condesa Erzsébet Báthory, Arthur Conan Doyle, Oscar Wilde o Bela Lugosi, y las reflexiones sobre las cuestiones temporales del mundo —a menudo de la mano de los grandes filósofos y pensadores de la Historia— como la verdad, la fe, la inmortalidad o el mal.

«La gente está dispuesta a creer en cualquier cosa, por estúpida que sea, si esa creencia coincide con sus deseos.«

Reconozco que mis capítulos preferidos han sido los primeros diarios del príncipe de Valaquia sobre su vida mortal y la crónica de un joven médico del ejército de Napoléon durante la campaña rusa de la Grande Armée. Y aunque es cierto que quizás la novela adolece de un ritmo desigual y le faltan páginas para desarrollar algunos acontecimientos clave para su propósito —como, por ejemplo, una escena en la Rumanía de Ceaucescu (no puedo precisar más sin spoiler) que debería haber sido clímax de una tensión largamente mantenida y se resuelve con decepcionante rapidez—, os la recomiendo sin lugar a dudas si os gustó Drácula de Bram Stoker. Los entusiastas de la literatura victoriana os lo pasareis en grande reconociendo referencias y personajes, además de disfrutar de una novela de terror estupenda y sólidamente documentada. Para mí, junto con La chica salvaje, ha sido una de las mejores lecturas en lo que va de año. Además, la prosa de Xavier B. Fernández es precisa, contundente y ágil, como buen periodista de la vieja escuela.

Lector, perfecta para la noche de difuntos, para los cazadores metaliterarios y para los incondicionales de las buenas historias.

También te gustará: La historiadora

Si estás en Barcelona, no te pierdas la presentación en Librería Gigamesh, que será mañana miércoles, 30 de octubre.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
Publicado en Blog | Etiquetado , , | 25 comentarios

El protectorado de la sombrilla, de Gail Garriger

En el Londres de la reina Victoria, Alexia Tarabotti sabe que su ascendencia italiana, su piel tostada y su avanzada edad de 28 años la convierten en una solterona sin remedio. Pero una cosa es quedarse para vestir santos y otra que un vampiro ceceante intente atacarla en la biblioteca de los duques de Snodgrove sin ser siquiera presentados. El único peligro que corre Alexia es morirse de hambre —de toda la buena sociedad londinense es conocida la tacañería de los Snodgrove con los canapés— porque su condición de preternatural la mantiene a salvo de cualquier intento de mordisco vampírico. La señorita Tarabotti ha nacido sin alma, como su desaparecido padre, y al contacto con su piel cualquier ser sobrenatural vuelve a ser humano. No es que volverse humano vaya a matar al vampiro maleducado de la biblioteca pero la sombrilla de Alexia puede hacer estragos con un poquito de ayuda de su encantadora torpeza natural. Cuando Lord Maccon, lobo alfa de la manada de Woolsey y director y agente de campo de la Oficina de Registro Antinatural (ORA), entra en la biblioteca se encuentra con un problema muerto y una díscola señorita Tarabotti dispuesta a sacarlo de sus casillas. Y es que desde que un extraño incidente con un erizo en los pantalones del conde los enfrentó, las férreas voluntades de Alexia y Conall Maccon parecen destinadas a chocar una y otra vez. Quizás, si dejan de discutir durante cinco minutos sean capaces de resolver la misteriosa desaparición de sobrenaturales que asola Inglaterra.

«—No le habrás dicho alguna inconveniencia al conde, ¿verdad, querida?
Alexia repasó mentalmente el encuentro con Lord Maccon.
—No en el sentido estricto de la palabra (…). Me he despertado esta mañana pensando en todas las groserías que podría haberle dicho y no le dije —añadió Alexia malhumorada—. Eso sí es un verdadero fastidio.«

El protectorado de la sombrilla (The parasol protectorade) es el nombre de la saga steampunk de Gail Garriger sobre las aventuras de Alexia Tarabotti, una preternatural que ha nacido sin alma y, por lo tanto, es capaz de anular a los seres sobrenaturales. Solo he leído las tres primeras novelas de la saga (Sin alma, Sin cambios, Sin culpa) porque, por desgracia, la editorial Versátil no siguió editando en castellano el resto de los libros que, si no me equivoco, solo son dos volúmenes más (Heartless y Timeless) y los podéis encontrar en su inglés original.

El cóctel de steampunk, ambientación en el Londres victoriano de 1870, comedia, misterio, romance paranormal y fantasía urbana de esta saga de Gail Garriger me ha encantado. Es que la mezcla es estupenda, está muy bien servida y mejor escrita. Si bien es cierto que en Sin alma la trama romántica es más potente que en las posteriores novelas, los protagonistas se cortejan con tanta gracia, excentricidad y despropósito que no puedes dejar de sonreír. Garriger presenta a una protagonista atípica, que no entra en el canon de belleza de la época, inteligente y muy instruida en ciencia y tecnología, apasionada de todos los avances de su época (primeros vuelos aerostáticos, binoculares de visión ultravioleta, telégrafos experimentales, etc.). Su único superpoder es haber nacido sin alma y manejar con soltura, pese a los incordios del polisón y del corsé, una sombrilla de señorita, aunque su curiosidad y su tesón la empujan a investigar y resolver qué amenaza a los sobrenaturales. Alexia suspira por un puesto oficial en el ORA, pero las convenciones sociales (¡una señorita de buena familia trabajando!) y su diferencia de opiniones con Lord Maccon se lo pondrán tan difícil… hasta que aparece la mismísima reina Victoria y le ofrece algo muchísimo mejor.

Cada uno de los libros de esta saga es un caso sobrenatural que Alexia y Conall resuelven más o menos satisfactoriamente, pero como son tan bestias suelen dejar todo manga por hombro a su paso. La gracia es que el lector no solo disfruta de un misterio sino también de un montón de diálogos ingeniosos, mucho humor, artefactos originalísimos, un retrato satírico de la época (la ambientación en el Londres victoriano es magnífica) y el desconcierto de no saber nunca qué va a pasar en el siguiente capítulo. Los personajes secundarios son geniales, como el beta de Maccon, el profesor Lyall, el vampiro Lord Akeldama, Biffy, o la querida Ivy y sus insufribles sombreros (detalle que me ha parecido un encantador homenaje a los personajes de Aquí hay veneno de Georgette Heyer, genial maestra en el arte de los diálogos humorísticos chispeantes).

Lector, imagina una comedia steampunk de Blake Edwards con protagonistas sobrenaturales en el Londres de 1870.

También te gustará: El caso de Jane Eyre; Por no mencionar al perro

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
Publicado en Blog | Etiquetado , , , | 14 comentarios

La corte de los espejos y La última primavera, de Concepción Perea

Tras la Guerra de la Reina Durmiente, Silvania ocupa el trono de Tierra Linde consciente de que la precaria paz conseguida corre peligro. Cuando una poderosa phoka aparece asesinada en su exilio, las sospechas sobre una conspiración para deponerla hacen saltar todas las alarmas. Ni siquiera la malhumorada Nicasia, ingeniera del Gremio de Constructores y héroe de guerra, que intenta llevar una vida tranquila en su negocio, puede permanecer al margen de los acontecimientos. Enfrascada en sus inventos y concentrada en lidiar con la Hueste Invernal y los desafíos de Dujal -un phoka con el que mantiene una antigua rivalidad-, el asesinato de su antigua compañera de armas sacude su conciencia: si la Reina Silvania cae, Tierra Linde se verá abocada a otra guerra de desenlace incierto. Nicasia está cansada de pelear, de tanta muerte y dolor, pero sabe que por el bien común hará todo lo posible e imposible por evitar otra guerra… aunque eso conlleve tener que adentrarse con Dujal en las entrañas del mismo infierno del que una vez logró escapar.

«Sería un milagro llegar viva al verano. «He deseado morirme tantas veces sin lograrlo. Y ahora que podría empezar a irme bien me va a tocar palmarla». La vida era una broma. «Y todo para defender a esta pandilla de borregos». Podría huir, podría proponerle a Marsias hacer el equipaje juntos y dejarlo todo. Sacudió la cabeza ante esa idea. A ella se lo habían propuesto una vez y se había negado. Haría lo que hubiese que hacer, afrontaría las consecuencias y, si tocaba morir, caería con la conciencia tranquila. No se escondería para tener una larga vida llena de temores.«

Esta es la primera vez que leo a Concepción Perea y fue gracias a la generosidad y sapiencia del Librero del Mal, que me descubrió Tierra Linde y hasta le puso mapa. He leído de un tirón los dos libros de esta saga protagonizada por Nicasia, La corte de los espejos y La última primavera, y si queréis que os haga un resumen para no tener que seguir leyendo esta reseña, aquí va: leed a Concepción Perea. Apenas llevaba un par de páginas del primer libro y ya estaba totalmente prendada de la historia que contaba, pero sobre todo, de cómo la contaba.

La corte de los espejos te va a gustar por trepidante, por fantástica, por la potente personalidad de Nicasia, por la complejidad de la trama, por los personajes, por las criaturas fantásticas… Por todo. Pero lo que de verdad hay detrás de todo eso es una escritora excelente, muchas horas de tinta, células grises y un don. Como dice su protagonista, la suerte no existe, lo que existe es el talento. Y Concepción Perea vaya si lo tiene. Me ha encantado su prosa estupenda, con ritmo, de frases cortas y brillantes, incisiva, de soberbias descripciones y diálogos ingeniosos y contundentes. Con un léxico riquísimo y un dominio magistral de lo necesario, Perea demuestra que no hace falta ponerse barroco para resultar extraordinario o elegante.

El mundo fantástico de La corte de los espejos y de La última primavera bebe del folclore tradicional fantástico: corte feérica dividida en una hueste oscura y otra estival, descendientes de los Tuatha dé Dannan, centauros, faunos, dragones, etc. Pero su narrativa, su historia, dista mucho de la fantasía épica de Tolkien, por ejemplo. No solo no hay viaje del héroe, propiamente dicho, sino que la protagonista tiene un genio de mil demonios, es maltratada física y emocionalmente hasta límites insostenibles y no tiene ni un ápice de romanticismo en todo su cuerpecillo. Sus decisiones no están dictadas por el altruismo o la bondad o la generosidad o la valentía o el amor de los héroes tradicionales de fantasía, sino desde el pragmatismo de una ingeniera. Nicasia está cansada y solo quiere vivir en paz, quiere mantenerse al margen de los acontecimientos, pero es que los acontecimientos no dejan de perseguirla. Cuando Nicasia desenvaina a Cuervo, su espada, no es porque el bien reine en el mundo de las grandes epopeyas. Nicasia blande la espada para defenderse, para evitar un mal mayor y conservar su vida.

No os cuento más, tenéis que descubrirla vosotros mismos, sin prejuicios ni promesas. Me ha parecido una autora de prosa excelente, estilo personalísimo (que ya sabéis lo mucho que lo aprecio) y que sigue muy bien la senda que una vez señaló Brandon Sanderson cuando dijo que la fantasía necesitaba romper esquemas y volar con más libertad. Hacía tiempo que no disfrutaba tanto de una novela de fantasía con sátiros, dríades, goblins y leprechauns. ¿Te animas?

Lector, aventuras, fantasía, originalidad y buena prosa.

También te gustará: Los cinco frascos; Róndola; Los últimos años de la magia; Seis de cuervos; Arcadia; Un cuento oscuro; Seraphina

Si estás en Barcelona este viernes 27 de septiembre, no te pierdas el Taller Literario con Concepción Perea en la Librería Gigamesh.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
Publicado en Blog | Etiquetado | 20 comentarios

Una obsesión perversa, de V. E. Schwab

Victor Vale y Eli Cardale son dos alumnos universitarios brillantes que han acabado siendo amigos y compartiendo apartamento en el campus porque quizás sea cierto que las inteligencias similares se atraen. Pero un cerebro privilegiado no es lo único que tienen en común Victor y Eli, ambos están, de alguna manera, rotos, incompletos; ambos son monstruos disfrazados de personas más o menos funcionales. Cuando Eli escoge como tema de su tesis a los EO (seres ExtraOrdinarios) y descubre que aquello que desencadena su poder es un trauma cercano a la muerte, le propone a Victor experimentar consigo mismo. Los aterradores resultados de sus pesquisas los convierten a ambos en los monstruos que Victor siempre sospechó que ya eran… solo que Eli ha perdido cualquier resto de humanidad y cordura que pudiese quedarle y solo Vale puede pararle los pies.

«Pero aquellas palabras que empleaba la gente —humanos, monstruos, héroes, villanos—, para Victor eran solo cuestión de semántica. Alguien podía considerarse un héroe y, sin embargo, ir por ahí asesinando a docenas de personas. A otro podían tildarlo de villano por intentar detenerlo. Muchos seres humanos eran monstruosos y muchos monstruos sabían jugar a ser humanos.«

Primera vez que leo a V. E. Schwab y he escogido su primera novela para adultos, aunque me parece que también se puede encuadrar perfectamente en la categoría de Young Adult. Me ha gustado por innovadora y valiente, porque aborda el supuesto de los superhéroes sin contraponerlos a los supervillanos, es decir, desde una perspectiva moral llena de grises y de sombras. Y sale adelante extraordinariamente bien.

Dice la crítica que Una obsesión perversa es otra vuelta de tuerca a la idea de los X-men, que ya en su momento nos mostraron a los mutantes con unos poderes independientes de su catadura moral: el bien y el mal es decisión humana, libre albedrío, y nada tiene que ver con las capacidades de cada uno de esos seres. Sin embargo, V. E. Schwab nos presenta a dos protagonistas esencialmente amorales, sobre todo el genialísimo y misterioso Victor Vale (del que sospecho que la autora nos desvelará más sobre sus padres y su infancia en la segunda parte de la bilogía), personas desequilibradas, psicológicamente enfermas, sociópatas que intentan camuflarse entre el resto de personas más o menos funcionales. Victor y Eli son lobos intentando pasar desapercibidos entre corderos, pero cuando se activan sus poderes extraordinarios uno de ellos perderá totalmente la razón mientras que el otro logrará mantener el autocontrol que tantos años le ha costado conseguir.

Personajes fuertes, carismáticos y muy bien desarrollados, con una psicología compleja y sólidamente fundamentada, que constituyen uno de los mayores atractivos de esta original novela. Me ha gustado que la rivalidad entre Victor y Eli sea el motor de la trama, pero también el buen hacer de la autora para que los secundarios sean tan buenos como los dos protagonistas (atención a Mitch y a Sydney). Las otras virtudes que en mi opinión hacen tan recomendable esta novela son el argumento y el punto de vista original sobre el bien y el mal que ya he comentado en el párrafo anterior. El ritmo es sostenido y los saltos temporales y la alternancia entre los dos hilos narrativos (foco sobre Victor o sobre Eli) son acertadísimos para mantener el suspense y la originalidad de la historia. La única pega que le pongo, y es una pena, (ojo, es mi opinión personal) es que la traducción al castellano me ha parecido cuestionable y la edición bastante flojita: frases sin sentido, palabras rarunas, erratas, repeticiones de verbos, muletillas…

Lector, una novela oscura e intensa que pivota entre dos protagonistas carismáticos y terribles. Perfecta si tienes ganas de desconectar con una novela paranormal diferente.

También te gustará: Un cuento oscuro; Guía para asesinos sobre el amor y la traición; Seraphina

Si quieres hacerte con un ejemplar haz clic en los siguientes enlaces:
Una obsesión perversa (en papel)
Una obsesión perversa (para Kindle)

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
Publicado en Blog | Etiquetado | 10 comentarios